El origen de nuestro milagrito: el “survivor”.

 

El survivor con 6 meses

 
Hace poco más de un año supe que estaba embarazada de mi primer hijo. Recuerdo que el ginecólogo me dijo que estar embarazada no significaba estar enferma por lo que intenté vivir mi embarazo lo más normal posible. Eso sí, dejé de fumar el mismo momento en que vi el positivo en el test, sustituí la moto por el autobús y empecé a acostarme mucho más pronto de lo normal pues el sueño me invadía de tal manera que podía pasarme las 24h durmiendo sin problemas.Álvaro es un niño muy simpático y bonachón

Un día, cuando estaba volviendo a casa para comer, empecé a encontrarme mal. Estaba demasiado débil. Pasé así dos días sin apenas moverme del sofá. Incluso, de lo mal que me encontraba, recuerdo haberle dicho a mi madre que cómo había sido capaz de tener 6 hijas si yo con sólo uno lo estaba pasando fatal. Evidentemente ahora cuando lo recuerdo me entra la risa de haber dicho semejante sandez pero en su momento, reconozco, lo pensé.

Lo peor vino el jueves cuando amanecí con un sangrado tal que tanto mi marido como yo nos temimos lo peor. Fuimos a Urgencias de la Clinica donde me atendía mi, por aquel entonces, ginecológo. He de reconocer que el trato que tuve, en algo tan delicado, fue muy poco profesional. Así, tas realizarme una ecografía, me dijeron, textualmente, “pues aquí ya no tienes nada“. No sé si seré yo, que reconozco que lo soy, demasiado sensible o pienso que a una mujer embarazada no le puedes decir que ha abortado con esas palabras como si de un virus se tratase. Acto seguido, me mandaron a la consulta de mi ginecólogo, que estaba en la primera planta, el cual, sin realizarme otra ecografía para cerciorarse de que efectivamente habia abortado, me recetó, alegremente, Methergin. Para quienes no sepáis qué es este medicamento, se utiliza para contraer el útero en caso de aborto y expulsar, asi, los restos del feto sin necesidad, por el momento, de realizar un legrado. Podéis imaginar cómo nos fuimos a casa. Me pasé dos días sin salir, llorando cada vez que pensaba en el bebé.

Aprovechando que teníamos los billetes de AVE comprados desde hacía semanas, nos fuimos el fin de semana a Lleida, a casa de mis padres. Aun con todo, seguía encontrándome mal, muy débil, tenía náuseas, las hormonas revolucionadas, no soportaba el olor a tabaco, seguía con pinchazos en el útero, etc. y yo, mientras tanto, tomándome 15 gotitas de Methergin cada 8h para expulsar los restos. Ya de vuelta en Madrid, pedimos cita con el ginecólogo para que examinara si todo había ido bien o,por el contrario, seguía permaneciendo algún resto en cuyo caso sería necesario realizar un legrado. Así, ese mismo viernes 28, mientras estaba haciendome una ecografía, me dijo lo que más esperaba oir: que seguía embarazada!! Podéis imaginar mi alegría!! La reacción de mi marido fue la misma aunque un poco más cauta que la mía pues aquello no era nada normal: tras diagnosticarnos “Aborto Espontáneo” [todavía conservo el informe médico] y estar 4 días a base de Methergin, ¿cómo podía ser que una semana después nos dijeran que “seguía embarazada”? Hasta el propio médico, aun bien disimulado, estaba sorprendido….

Nos fuimos a casa y en menos de una semana habíamos cambiado de Clínica y, por supuesto, de ginecólogo. Desde aquel entonces, confiámos en el equipo del Hospital Ruber Internacional donde nos atendió, en todo momento, el Dr. Daniel Ordóñez, el mejor ginecólogo que conocemos. Fue ponernos en sus manos y mi embarazo fue rodado.

7 meses después nacía, como lo apodaron mi marido y el Dr. Ordóñez, “el survivor” pues aun con las contracciones del útero provocadas por el Methergin, él resistió bien sujeto y decidió seguir en este mundo y ver qué le esperaba fuera: Unos padres que le adoran por encima de todo! Esperamos no defraudarte! Siempre seras nuestro milagrito!

Anuncios

27 pensamientos en “El origen de nuestro milagrito: el “survivor”.

  1. Hola Mercedes!!!!!!! Me he quedado helada con tu historia…no se ni que decir, y eso que he pasado también por manos de gente (por decirlo de algún modo) de ese tipo que me lo han hecho pasar muy mal.

    Cómo me alegro que todo fuera bien al final…tienes un bebé muy fuerte y valiente, nunca mejor dicho un “survivor”

    Me quedo por aquí leyéndote. Un saludo.

  2. Hola!! Me gusta conocer los comienzos de los blogs que empiezo a seguir… Si que es un survivor!! Menuda alegría y también menuda rabia e impotencia lo que te hicieron.
    Yo estuve con methergin un par de veces, pero no por abortos, sino por excesivos sangrados, que luego resultaron ser una endometriosis… Y dos niñas que tengo 😉
    Nos leemos!

  3. No había tenido tiempo aún de leer la historia de survivor!!! Tengo los pelos como escarpias!!! Primero, por lo mal que se portaron en el hospital, se creen que pueden decir esas cosas y quedarse tan anchos.
    Y segundo, por la fuerza de tu pequeñín!!! Me encantan las ganas que tenía de estar con vosotros. Enhorabuena, familia

  4. Hola Mercedes. Menudo comienzo de embarazo tuvisteis… Desde luego, la profesionalidad de tu primer ginecólogo dejaba mucho que desear. Es una pena que sucedan este tipo de cosas y otras peores que ni nos imaginamos. Pero afortunadamente, tu nene resistió y sobrevivió. Y, por favor, esos brazototes están para comérselos!!! Me encanta la foro, el nene es precioso y, sobre todo, tiene una cara de felicidad que contagia.

    Yo estoy de 24 semanas y mi marido y yo acabamos de aterrizar en la blogosfera de papás en http://gafapapas.wordpress.com/.

    ¡Te sigo desde ya!
    Besos.

    • jaja. Sí, tiene brazotes, lorzas y mofletes. Es un gordete feliz ;-). Muchas gracias! Gracias a Dios todo salió bien! Enhorabuena a vosotros. Esto de la maternidad es el mejor regalo. Y mil gracias por seguirme. Yo también lo hago desde ya ;-). Muchos besos!

  5. He flipat!!! Que fort!!
    No me puedo creer que te hayan diagnosticado un aborto y mucho menos que te lo hayan dicho así… doctores sin nada de tacto deberían ser expulsados de sus trabajos! Y más en este ambito! Ahora entiendo lo de survivor! 🙂 Y es que no hay mejor palabra para definirlo 🙂 M’en alegro molt que al final tinguessiu un final feliç!

  6. Acabo de leer esta entrada! Al haber leído la historia de naiara me metro uriosidad del porque de tu nombre “survivor” y ahora lo entiendo todo.
    Estas rodeada de pequeños muy fuertes!!!
    Mil besos bonita

  7. Sí que me recuerda mucho a mi caso… Son personas que no son profesionales, que no sirven para ser médicos porque no digo que no pueda haber aborto, pero las formas… y está claro que tanto en tu caso como en el mío, hubo una gran equivocación. ¡Un abrazo fuerte!

  8. Me acabo de quedar de piedra!!!! Me parece indignante y gravísimo lo que os ocurrió. No sólo el deplorabe e inhumano trato que se te dio a ti como mujer embarazada, y a tu bebé, al que se refería como si fuera un trozo de carne o un lunar ( y perdona que hable así pero es lo que ocurrió). Sino que lo más grave de esto es que sin tener seguridad absoluta y haber realizado las mínimas pruebas necesarias (ni siquiera ecografía!!!). Te manda a tu casa tras semejante hemorragia y te receta una medicación tan delicada en tu estado. Que aparte de las molestias que conlleva por las contracciones forzadas podrían haber matado a tu hijo!!!! o en el mejor de los casos haberle provocado secuelas irreversibles. Me parece de traca. No sé si lo hiciste en su momento pero correspondería haber tomado medidas legales contra ese “médico”. Título que le queda muy grande. O por lo menos presentar una queja contra él. Para que no vaya por ahí haciendo barbaridades y se haga justicia por lo que os hizo. Menos mal que Dios veló por vosotros y se empeñó en que vuestro pequeño viniera al mundo sin problemas. Desde luego fue un auténtico milagro. Seguro que tiene grandes planes para él en esta vida y será un hombre maravilloso que ha sobrevivido para hacer el bien en este mundo. Os doy mi enhorabuena. Como tú soy abogada y me hierve la sangre ante semejantes injusticias. Y más cuando hablamos de bebés y de mamás!! Que se lo merecen todo. Me alegro de que además te animaras a ir a por una hermanita y tengáis también a la preciosa Carlota, que seguro que os quitó el mal sabor del primer embarazo. Nos seguimos desde aquí y te doy todo mi apoyo para que sigas disfrutando de tu familia. Que paséis una Navidad maravillosa. Yo tengo dos princesitas de la misma edad que los tuyos: una de dos años y medio y otra de 7 meses. Nos apoyamos y compartimos consejos por aquí. Mil besos

    • Millones de gracias. No sabes lo que me emocionan tus palabras. La verdad es que gracias a Dios nuestro peque aguantó como un campeón. Pero es que si le vieras ahora es un gigantón. El más alto de su clase!! Y además muy feliz. En el cole nos dicen que no cambie nunca. Todo le ilumina la mirada. No interpusimos reclamación aunque sí lo pusimos en conocimiento del Hospital. Tanto mi marido como yo somos abogados y como gracias a Dios no pasó nada malo preferimos no iniciar acciones legales porque sería pasar un mal rato para nada. Lo peor de todo es que ese médico es el Dr de muchas amigas mías y aunque ya saben mi historia, a ellas les va bien. Yo también estoy segura que Dios tiene algo muy grande pensado para él. Y Carlotilla le adora! Qué gracia! Tienen exactamente la misma edad nuestros hijos!! Disfrutadlos mucho y que paséis una muy Feliz Navidad! Me ha encantado encontrar una lectora (y bloguera) como tú! Muchos besos!

      • Te entiendo perfectamente. Aunque sin lugar a dudas en justicia este señor debería haber recibido algún tipo de sanción por la gravedad de su mala praxis, no hay nada tan agotador y desagradable como meterse en un pleito. Y hay veces que una prefiere vivir en paz que reclamar justicia. Me alegro muchísimo de que el peque esté tan bien. Sí, la verdad es que hay muchas coincidencias en nuestras vidas jeje. Eso es lo bonito de estos mundos cibernéticos, que te permite conocer a personas con las que de otra manera jamás te habrías cruzado. Un abrazo enorme y a disfrutar de la Navidad

  9. Toda una lástima que existan profesionales así… Un “error” lo podemos tener todos, hasta el peor de los errores, como decir que ha muerto alguien que lucha por su vida…. Pero lo indignante son cómo os lo dijeron…Y lo peor es que no es la primera vez que lo oigo… Quizás el prpblema radica en que estos ginecólogos que hablan de nuestros hijos como si fueran simples células no son conscientes que para una madre, aunque muchos defiendan lo contrario, un feto de apenas semanas de vida ya es nuestro niño, en igual medida que su hermanito ya nacido de 2 años…
    La verdad es que cada vez más me siento muy afortunada de haberme casado con un ginecólogo (aunque esto a veces implique otras cosas…como saber demasiado sobre “lo que puede llegar a pasar” etc.)

    • Qué suerte tienes! Siempre he dicho que el trabajo de ginecólogo o matrona es precioso aunque también tienen que vivir historias tristes pero ayudar a traer niños al mundo debe de ser muy gratificante! Lo que pueda llegar a pasar siempre estará ahí pero hay que confiar en el de arriba ;-). Muchos besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s