Cuando todo el mundo opina sobre tu hijo/a

Cuando mi hijo llora, trato de calmarle en brazos. Muchas veces, incluso, se duerme en ellos.

Cuando mi hijo llora, trato de calmarle en brazos. Muchas veces, incluso, se duerme en ellos.

A las que sois madres, sin duda a todas, os habrá pasado. Y a las que lo vais a ser, ya sea en un cercano próximo o no tan próximo, os adelanto que os pasará. Solo os recomiendo: Paciencia, ¡mucha paciencia!

En los cursos de preparación al parto que organizaba Gineofis, y de los cuales ya os hablé en un post anterior, nos advirtieron de la libertad que se toman muchas personas “de la calle” para opinar sobre tu hijo llegando, en ocasiones, a tener que escuchar comentarios, cuanto menos, inapropiados.

No es nada que nos dijeran “de nuevo” pues seguro que todas habremos oído a nuestras madres (si tenemos, como en mi caso, hermanos pequeños) hermanas, cuñadas y amigas, quejarse de “ese alguien” que se ha encontrado en “ese lugar” y le ha dicho “no sé qué” sobre su hijo.

Ya estando embarazada empecé a notar cómo la gente me decía: “haz eso”, “haz lo otro”, “compra esto”, “ni se te ocurra comprar lo otro”.

Yo, reconozco, soy muy dada a “aconsejar” pero en ningún momento mi tono, o no es eso lo que pretendo, es “imperativo” o “despectivo”. Y si alguna vez lo hago, pido disculpas por anticipado. Mi intención es, únicamente, ayudar del mismo modo que agradezco “consejos” de otras madres.

He de reconocer que, de los 6 meses y medio que llevo como madre, y que yo recuerde, sólo me he visto ante una situación así una vez. Pero es cierto que cada vez oigo más “quejas” similares de otras “mamis” que están a mí alrededor por lo que se trata de una práctica muy común.

En mi caso, había ido con Álvaro a “El Corte Inglés” a comprar un regalo para el primito Xabier, que vive en Bilbao, por su 2º cumpleaños. Tras mirar varios juguetes al final nos decantamos por una bici sin pedales de Cars. Bueno, más bien me decanté yo. Álvaro poco podía opinar ;-). Aunque es cierto que la idea fue de mi marido quien me aconsejó por teléfono y a quien no le quito mérito pues fue un “regalazo” que le encantó al primito (o, mejor dicho, a su padre ;-)).

Mientras la dependienta se disponía a envolverla, mi hijo, que por aquel entonces tenía 3 meses y el pobre llevaba más de una hora “aburrido” de estar en el cochecito, empezó a gruñir así que, mientras esperaba, decidí cogerle en brazos para calmarle.

Cuando le estaba desabrochando los arneses, y viendo cuál era mi intención, la dependienta, ni corta ni perezosa, me dijo: “Ui, no deberías cogerle. Vas a malacostumbrar al niño”.

Mi reacción fue pensar: ¿perdón? Así que le conteste, todo lo diplomática que pude y con una sonrisa en la cara: “gracias pero yo a mi hijo le cojo las veces que haga falta”. “¡Solo faltaría!”, pensé. Además soy de las que cree que si tu hijo de 3,6 o 9 meses llora, hay que cogerle y darle mimos.

Mi hermana Laura me contaba el otro día que estaba con la niña en una cafetería dándole “el bibe”. En los escasos dos minutos que paró para que echara los gases y mientras la movía con las piernas para que no llorara, le faltó tiempo a una señora para acercarse y, con muy mal tono, decirle: “Deja de mover así a la niña que la estás poniendo nerviosa”. A lo que ella contestó: “¿Sabe lo que le pasa? Que la niña tiene hambre, por eso esta así. ¡Sabré yo lo que le pasa que soy su madre!”.

En fin, seguro que la mayoría de vosotras tendréis otras muchas “anécdotas” que contar en relación a esto.

He de hacer un inciso y es que los comentarios / consejos que procedan de madres, suegras, hermanas, cuñadas y amigas, la mayoría de las veces van con toda la buena intención del mundo y que si os molestan, completamente lícito, pensad que sólo intentan ayudarnos.

En cambio, los de las personas ajenas, esas que te encuentras en el Centro Comercial, en el parque o, incluso, en el ascensor de tu comunidad, sólo os recomiendo mucha paciencia y que intentéis responder con la mejor de vuestras caras aunque a veces no se pueda evitar lanzar algún que otro “dardo” que, por otro lado, seguro que estará justificado ;-).

En el bando contrario están todas esas personas que, cada vez que sales a dar un paseo, se paran a ver a tu niño y empiezan a “alabarle”. Esa sí es una costumbre muy común y a la vez gratificante. ¡¡Cualquier piropo al bebé será bienvenido!! 😉

En fin, mucho ánimo a todas que, estoy segura, sois y seréis unas madres estupendas! Las mejores y únicas a los ojos de vuestros hijos y maridos!

Anuncios

8 pensamientos en “Cuando todo el mundo opina sobre tu hijo/a

  1. Totalmente de acuerdo, me siento muy identificada… Aunque también debo añadir a los amigos ( que aunque lo hagan con buena intención) te aconsejan sin tener hijos…

  2. Totalmente de acuerdo. Yo estoy embarazada de 5 meses y aunque todavía no soy madre la verdad es que me tienen frita los comentarios sobre la tripa de las embarazadas. Llevo dos semanas recibiendo los mismos comentarios: “de 5 meses ¿dónde llevas a la niña? ¿pero si no tienes nada de tripa? ¿Quieres decir que vas bien de peso? ¿pero si no estás nada gorda?……

    Mi respuesta, que sin duda no lo digo, sería: ¿Estar embarazada es estar gorda? En lugar de opinar sobre estas cosas dan ganas de decir a la gente que te pregunte el nombre que has escogido o qué poquito te queda ya para ver la carita de tu hija, etc… Yo desde luego es un comentario que nunca haría a ninguna madre, y si es primeriza aún menos, porque estás a la expectativa de los cambios que se van produciendo y quieres disfrutar de todo ello.

    En fin, yo ya tengo muchas ganas de ver a mi pequeña y espero saber enfrentarme a los comentarios posteriores en los que todo el mundo es el perfecto educador y hay que hacer lo que se te dice…jajaja.

    Esto es todo un mundo para disfrutar así que MAMIS espero que podamos seguir escribiendo sobre estas aventuras!!!

    • Si a las madres les digo: “fíate sólo del pediatra” a tí te digo ahora: “fíate sólo de tu ginecólogo”. Si éste te dice que la pequeña va bien de peso, ¡qué suerte tienes de no tener tripón ni de estar gorda! Disfruta de cada cambio que se va produciendo en tu cuerpo y, sobretodo ahora, de cada patadita que te de la niña ;-). Y a “esa gente” te digo lo mismo: paciencia o dardo 😉

    • Si os sirve de algo, en mi blog cuento una situación en la que una señora, no sólo se mete donde no la llaman sin conocimiento, si no que además incidía en el asunto (http://nosoyunadramamama.wordpress.com/2013/06/17/maternidad-y-radicalismo/) Con el tema de la lactancia es muy frecuente que la gente comente. Intentad no darle demasiada importancia, nadie mejor que vosotras conoce a vuestros hijos, eso es lo único que tenéis que tener claro… muchas veces sabréis vosotras mejor lo que le pasa a vuestro hijo que su pediatra, ya lo veréis!!!!!

      • El tema de la lactancia: otro de libre “opinión”. Para algunas mujeres “de las de antes” las madres de ahora somos unas “blandas”. En fin, ¡ánimo con esos comentarios inoportunos!

  3. Directamente: NO LO SOPORTO!!! cada vez lo llevo peor.
    Una cosa es que te aconsejen (siempre y cuando sea alguien conocido, con cierta confianza…) pero que juzguen tu papel como madre, tus métodos?? ni hablar, por ahí no paso, yo soy muy borde para eso…

    Eso sí, el otro día me sorprendí “aconsejando” a una futura mami (compañera de trabajo con la que apenas tengo relación) que no comprase una cosa, acto seguido le dije, no perdona que yo no me quiero meter pero… a lo que reaccionó fenomenal y me dijo que si que por favor le contase mi experiencia con el producto que le vendría genial, pero en ningún caso se me ocurriría meterme en su forma de educar y criar a su bebé, eso seguro.

    • Lamentablemente es una práctica muy común. Yo creo que las formas dicen mucho. Si, como tu hiciste, vas con buena intención, la gente te lo agradece. Lo que no es de recibo son aquellas personas “metomentodo” que te “aconsejan” en plan despectivo. En fin, siempre habrá que lidiar con este tipo de comentarios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s