2013: Un año para recordar

Hay años que terminan habiendo deseado que nunca comenzaran. Hay otros, en cambio, que terminan sabiendo que siempre serán recordados. 2013 será, sin duda, un año que tanto mi marido como yo recordaremos siempre.

Y es que ha sido el año que nos ha dado el mejor regalo que pudiera habernos dado. Un regalo que únicamente será igualado con otro de la misma dimensión: un hijo.

2013 ha sido el año que nos ha convertido en papás.

El año que nos ha dejado conocer a ese Survivor y disfrutar de él como los que más.

El año que ha cambiado nuestras vidas.

El año que hemos dejado nuestros egoísmos de lado y nos hemos centrado en ese pequeño que nos necesita siempre.

El año que nos ha hecho sentir emociones nunca antes vividas.

El año que ha nacido un amor que desconocíamos.

El año que ha despertado en nosotros una generosidad inigualable.

El año que, por fin, me ha hecho comprender a mi madre.

El año que ha nacido un instinto de protección y preocupación por nuestro hijo.

El año que hemos descubierto el sentimiento más bonito que jamás hayamos tenido.

Podría estar así hasta 2015 pero creo que todo puede resumirse en una sola frase: “2013 ha sido el año que, sin duda, nos ha convertido en el hombre y la mujer más afortunados del mundo”.

También ha sido el año que ha visto nacer y luchar a la primita Naiara. El año que nos ha dado la noticia de que seremos tíos de nuevo en 2014 de, por lo menos, dos sobrin@s más. Un año que entre hermanas, primas y amigas han venido al mundo 10 niños. Y, hablando de nacimientos, 2013 también ha sido el año del nacimiento de este blog.

Ha sido, sin duda, un gran año. Al que entra le pido que sea la mitad de bueno que este que dejamos aunque con Álvaro entre nosotros, seguro que así será.

Hay una canción que muchas de vosotras conoceréis y que explica muy bien este sentimiento. Es “Solo tú”, de Paula Rojo:

Me preguntaba,
Cómo sería besarte,
Cómo sería llamarte,
Cómo sería llevarte,
De la mano a nuestro parque.

Y me preguntaba,
Si jugarías al fútbol como él,
Si te parecerías a mí,
Y si ella te cedería su dulzura también.

Ahora lo sé,
Sólo pregunto el por qué,
Cómo en apenas segundos,
Cuando te vi la cara,
Te comencé a querer.

Y sólo tú…
Haces que llore riendo,
Haces que ría llorando,
Y me pregunto cómo algo
Tan pequeño puede invadir
La caja de mis recuerdos,
Los que ya apenas recuerdo
Si tú no estás en ellos…
Sólo tú.

Y después de un tiempo,
Ya pronunciabas mi nombre,
Yo a todos se lo contaba,
Para mí era importante.
Y también, me encanta dormir contigo
Y que a mitad de la noche,
Sean las 3 o las 5,
Busques siempre en mí cobijo.

Porque sólo tú…
Haces que llore riendo,
Haces que ría llorando,
Y me pregunto cómo algo
Tan pequeño puede invadir
La caja de mis recuerdos,
Los que ya apenas recuerdo
Si tú no estás en ellos…
Sólo tú…

Y como ya sabes,
ABBA te escribió una canción,
Pero ninguno de ellos,
Te quería como yo.

Porque sólo tú…
Haces que llore riendo,
Haces que ría llorando
Y me pregunto cómo algo
Tan pequeño puede invadir
La caja de mis recuerdos,
Los que ya apenas recuerdo
Si tú no estás en ellos.
Sólo tú, le das sentido a mis sueños
Y haces que ría llorando,
Y me pregunto cómo algo
Tan pequeño puede invadir,
La caja de mis recuerdos
Los que ya apenas recuerdo
Si tú no estás en ellos.

Sólo tú…

¡¡FELIZ 2014 A TODOS!!

9-es-4140b09c88f5ec699dfbd84e67615e28

Anuncios

Amigo Madresférico Invisible

MADRESFERA

La plataforma Madresfera tuvo la iniciativa, por segundo año consecutivo, de organizar un Amigo Invisible entre los más de 1.360 blogs que formamos parte de la misma.

Esta iniciativa iba dirigida a aquellos que quisieran participar y ¡ahí que me apunté yo! La idea era que el regalo le llegara al otro blog antes del 24 de diciembre.

He de decir que la experiencia me ha encantado y el año que viene, si vuelven a hacerlo, sin duda repetiré. Me ha dado la oportunidad de conocer a otras mamás que, como yo, cuentan sus experiencias a través de un blog.

Mi AMI fue Papas e hijos 2.0 (http://www.papasehijos.com/)

papas e hijos

Antes de enseñaros qué me regaló, como curiosidad os cuento que dos días antes de que me llegara el regalo, y por otro tema del que ya os hablaré aquí, me puse en contacto con Daniela, la autora de “Papás e Hijos 2.0” y ¿Cuál fue mi sorpresa? Que de los más de 1.360 blogs de Madresfera, y sin yo saberlo, me había puesto en contacto precisamente con la que era mi amiga invisible!! ¡Qué casualidad!. Me hizo muchísima ilusión.

El lunes 23, cuando llegué a casa después del trabajo, me encontré con un paquetito que contenía:

PAPASEHIJOS

Ella ya sabe que me encantó pues se lo agradecí el mismo día por e-mail. Aunque no he podido compartirlo con vosotros hasta hoy ya que hemos estado en Bilbao celebrando la Navidad.

Sobretodo lo que más me gustó fue el collar – mordedor. Álvaro se vuelve loco (literalmente) con mis collares. Es verme entrar por la puerta y se pone nervioso y contentísimo. Empieza a mover sus manitas con la mirada fija en el collar que lleve ese día y cuando me acerco a él en menos de dos segundos ya lo tiene agarrado bien fuerte con su mano. Así que podéis imaginar cómo está con este súper collar – mordedor. Fue su distracción de camino a Bilbao. 😉

Desde aquí, de nuevo ¡¡MUCHAS GRACIAS “PAPAS E HIJOS 2.0”!!

 

Unas Navidades más que mágicas

Feliz Navidad

Feliz Navidad

Confieso que cada año espero las Navidades como una niña pequeña. Es una época que me encanta. Adoro las luces, los villancicos, el Belén, el árbol, la decoración de las ciudades, el frío, las compras, los regalos, el ambiente en las calles, esas grandes comilonas y, cómo no, los días en familia. Es una época realmente entrañable.

Y si ya, desde pequeñita, he adorado esta época, podéis imaginar cómo estoy este año “de loca” con Alvarito. En nuestra casa, la Navidad empezó oficialmente el puente de la Inmaculada pero, de 3 días que hubo de fiesta, no esperamos al domingo 8, no. El viernes 6, por la tarde, ya teníamos toda la casa decorada. Pusimos a Álvaro en la hamaquita para que nos viera cómo poníamos el árbol, montábamos el Belén y colocábamos esos pequeños detalles por toda la casa mientras, de fondo, sonaban unos buenos villancicos. Y cuando terminamos, nos pusimos los tres cerca del árbol para dar la bienvenida a la Navidad encendiendo las luces (muy americano, lo reconozco ;-)) ¿La cara de Álvaro? Para grabarla. Además recuerdo que ese día iba vestido de rojo. Muy acorde con la nueva decoración. 😉

Desde que vivo en Madrid tenemos la tradición, en esta época, de ir por la zona de la Plaza Mayor y ver el ambiente navideño que desprende. Y aun poniéndose esa zona como se pone de abarrotada, resulta una visita obligada todos los años.

Esa “visita obligada” la hicimos el domingo 15 de Diciembre aunque el plan no salió como otros años. Era el primer año que íbamos con bebé y había tanta gente que Álvaro, que estaba dormido en el cochecito mientras dábamos el paseo, se despertó llorando del susto por el barullo que había así que optamos por cogerle en brazos y poner fin al paseo. En esa misma “visita obligada” solíamos hacer cola en Doña Manolita. Este año, como podéis imaginar, hemos comprado el décimo por Internet. Décimo que únicamente resultó premiado con el reintegro. Menos da una piedra. 😉

Como todos los años desde que nos casamos, mi marido y yo pasamos las vacaciones de Navidad entre Bilbao – Lleida y Madrid. El año pasado, estando embarazada, ya fueron unas Navidades muy especiales. Pero este año serán, sin duda, unas Navidades más que mágicas! Son las primeras que pasamos con Álvaro y, aunque él no se entera prácticamente de nada, yo me emociono cuando veo su cara de asombro al mirar las luces en casa o en la calle y escuchar los villancicos.

Además, he de reconocer que este año estoy viviendo el Nacimiento de Jesús muy de cerca pues, quieras o no, el haber pasado por el proceso de dar a luz y convertirme en madre, hace que viva la Navidad como lo que realmente es: la venida al mundo de Jesús.

En fin, a tan sólo un día de Nochebuena, os deseo de corazón a todos que paséis una muy Feliz Navidad en compañía de los vuestros y a los que sois primerizos como yo, disfrutad de estas primeras Navidades con vuestros retoños en las que, sin duda, serán inolvidables!

Como “regalo” os dejo este vídeo de YouTube. Se trata del villancico “Somewhere in my memory” de John Williams. Más conocido como B.S.O. de Sólo en Casa. Es un villancico que me encanta, me recuerda muchísimo a Nochebuena. ¡Espero que os guste!

Una Navidad muy dulce

Hoy va de recetas 😉 ¡Espero que os guste!

Aunque, probablemente, muchos de vosotros paséis la Navidad en casa de alguno de vuestros familiares, seguramente habrá algún día que os quedéis en vuestra casa. Y con el frío que hace, qué mejor plan, sobre todo si tenéis niños, que ponerse a cocinar dulces navideños.

He de decir que yo nunca he sido una “cocinitas” pero sí es cierto que desde que me casé, y ahora más con Álvaro, echo mano de la Thermomix más a menudo de lo que jamás hubiera pensado. Y ¿sabéis qué? ¡Estoy encantada! Y me da a mí que no soy la única 😉

El caso es que, estando a tan sólo una semana del comienzo de las fiestas, os he preparado una recopilación de recetas muy dulces 😉

¡Ahí van! ¡Espero que os gusten!

1. “5 recetas de Navidad para niños” de PequeRecetas (http://www.pequerecetas.com/)

Esta página me tiene fascinada. No veáis qué imaginación tienen!!
Un plan que me ha parecido divertidísimo para los niños es preparar con ellos el pack de “5 recetas de Navidad para niños”. Sin duda alguna caerá estas Navidades 😉

2. “Roscón de Reyes” de Velocidad cuchara (http://www.velocidadcuchara.com/):

Para aquellas que tengáis Thermomix, esta página web es completísima y las recetas son todas facilísimas!. Si sois de las que pensáis que un 6 de enero no es perfecto sin un buen roscón de Reyes con su crema o nata por relleno, aquí os dejo la receta para que hagáis uno vosotras mismas!.

3. “Árbol de Navidad de nocilla” de Velocidad cuchara (http://www.velocidadcuchara.com/):

Si sois de las que no os atrevéis con un Roscón y pensáis que probablemente sea más apetecible el de la pastelería de debajo de casa, os dejo otra receta muy original y, a la vez, facilísima!! Se hace SIN Thermomix. Yo ya la he hecho aunque con otra forma no tan Navideña. Es mi especialidad 😉

4. “Bigotes de Chocolate” de La Receta de la Felicidad (www.larecetadelafelicidad.com)

No me parece muy navideño pero sí divertido para hacer con niños 😉

5. “Galletas crujientes de miel y especias” de Directo al paladar (www.directoalpaladar.com)

¿Qué me decís de las galletitas de toda la vida? Sí, esas que dejan un olor por toda la casa. Aquí os dejo una receta también bastante fácil.

6. “Polvorones” de Recetas de mamá (www.recetasdemama.es)

Para las más atrevidas….¡esta receta que os dejo es de 10!

7. “Turrón de chocolate con almendras” de El monstruo de las galletas (www.elmonstruodelasgalletas.com)

Aunque sigo pensando que el mejor turrón de chocolate que se ha hecho, y se hará, es el turrón de Suchard (el clásico, no las versiones diferentes que han ido sacando con los años) aquí os dejo uno de El Monstruo de las galletas. A ver qué os parece:

8. “Carbón dulce” de Recetin (www.recetin.com)

Creo que traer carbón a un niño, por muy de “chuche” que sea, es un poquitín cruel pero para gustos colores así que os dejo esta receta por si alguna la necesita ;-).

Y hasta aquí llegó la recopilación de recetas dulces. Espero que os haya gustado y os animéis estas Navidades con alguna. No me hago responsable de los Kg de más que os vengan a visitar ;-).

INGENIERÍA DEL BEBÉ

 

"Mi casa no está desordenada, está decorada por un niño."

“Mi casa no está desordenada, está decorada por un niño.”

 

Hoy, que estoy “de rodríguez” y que el peque ya duerme, aprovecho para escribir este post que llevaba días queriendo escribir.

La idea del título la he cogido prestada de mi cuñada. Y es que no hay mejor manera, creo yo, de definirlo.

Este post va sobre eso. O, en otras palabras, en cómo organizar el espacio y los planes del día a día cuando cuentas con una personita más. Personita que depende completamente de ti y que, aunque es diminuta, utiliza más espacio y “trastos” que el padre y la madre juntos.

Cuando estaba embarazada de 7 meses, y viendo la cantidad de espacio que iba a ocupar Álvaro, tomamos la decisión de mudarnos a una casa más grande ya que la nuestra, por mucho que nos encantara, se nos quedaba pequeña.

Esta no es mi casa. Ojalá. Es la casa de mis sueños. Me enamoré de ella nada más verla hace ya 8 años. Está en Barcelona. En Avinguda Tibidabo 36. Una casa totalmente inalcanzable ;-).

Esta no es mi casa. Ojalá. Es la casa de mis sueños. Me enamoré de ella nada más verla hace ya 8 años. Está en Barcelona. En Avinguda Tibidabo 36. Una casa totalmente inalcanzable ;-).

Al principio, y estando como estábamos sólo dos personas, la casa nueva nos parecía amplísima. Sin embargo, con la llegada de Álvaro y el “huracán” de objetos, se nos ha quedado pequeña. Bueno, he de reconocer que aquí hay discrepancias: mi marido dice que no, yo digo que . Me temo que con la llegada de un segundo bebé me tocará defender el SI ;-).

¿En qué sentido cambian tus costumbres, espacio y planes cuando tienes un bebé?

  • En primer lugar: la casa. Por muy ordenada que esté, es evidente que ahí vive un bebé. Ya sea la hamaquita en el salón, o la trona en la cocina (que ya forma parte de la mesa de “los mayores”), o un chupete encima de la mesa, o un peluche en el sofá, o un babero encima de la silla, o una toquilla en la esquina del sofá, etc. Y es que, por mucho que intentemos tener la casa casi perfecta, siempre habrá algo “fuera de lugar”.
  • Si estás solo en casa, olvídate de la ducha relajante. ¿Ducharse? Sí. ¿Tranquilamente? También. Pero ¿tardar más de 10 -15 minutos? NO. Yo tengo a Álvaro en la hamaquita como un “invitado” más. Eso sí, cuando mi marido puede quedarse con él, yo ¡aprovecho!.
  • Ya no necesitas despertador y, por supuesto, tú ya no eres dueño de tu sueño ni de decidir a qué hora te levantas al día siguiente.
  • El pasado musical ¡¡vuelve!!
  • La salida de casa tiene que ser revisando bien que lleves todo. En mi caso antes revisaba si llevaba “dinero / móvil y llaves”. Ahora, cuando salgo con Álvaro, reviso “dinero / móvil / llaves / juguetes / pañales / toallitas / chupete / mantita par abrigar…..” Y siempre me olvidaré algo ;-).
  • Cuando decides aparcar el coche en un Parking público ya no te vale cualquier plaza: debe estar cerca de una salida, si las hay, que no todos tienen, con acceso a minusválidos (por el ascensor). Además, sobre todo en los Centros Comerciales modernos, te fijas en unas plazas en las que nunca habías reparado. Y es que ¡EXISTEN APARCAMIENTOS PARA FAMILIAS! Yo, reconozco, jamás las había visto. Ahora son las únicas que busco ;-).

aparcamiento familiar

¿Qué pasa cuando estás SOLA con el bebé en un Centro Comercial?

  • Si tienes que probarte ropa mejor que el probador sea grande. No intentes jugar al tetris con ese “todoterreno” que tienes por cochecito.
  • Si tienes que ir al lavabo, acuérdate que sólo puedes ir a uno de minusválidos ya que es el único en el que puedes entrar con un carrito de bebé. Y si no hay, no queda más remedio que esperar a llegar a casa.
  • ¿Tiendas? Mejor entrar sólo en las que, teniendo varias plantas, tengan ascensor ya que subir/bajar 18 escaleras cada vez que quieras cambiar de planta puede acabar con tu espalda.  Y os preguntaréis ¿y escaleras mecánicas? Son una opción socorrida cuando no hay ascensor o está lejos. Yo las subo con el carrito. Eso sí, con una postura digna de no ver. ¿Bajarlas? todavía no me atrevo con el Bugaboo.
  • Si tu hijo empieza a pegar gritos cual Pavarotti, aprende a “comerte la vergüenza”. Y es que Álvaro, cuando empezó a balbucear, encontró esto de la voz algo fascinante. La gente se giraba y, sonriendo, decía: ¡menudos pulmones!. ¿Mi cara? Como un tomate… ;-).
  • En el súper te conviertes en “mamá todoterreno”. Yo he llegado a estar con una mano sujetando el cochecito, la otra con Álvaro en brazos y con el pie arrastrando la cesta donde iba metiendo los productos. Mi espalda lo notó mucho….¿Álvaro? Encantado de estar en brazos de mami…;-).

Y, ¿qué pasa con los planes/eventos?

  • Si son con el bebé, hay que engañarle para que coma su “bibe” antes o después pero no durante el evento. Por supuesto, para cualquier acontecimiento, primero se viste el bebé, luego el marido y, por último y ya rozando el tiempo para salir de casa, la madre.
  • Si son sin el bebé, evidentemente tienes que cuadrar la agenda para ver si la chica, o algún familiar, puede quedarse con tu hijo. En nuestro caso tenemos una chica que se queda cada dos viernes a dormir así que podemos hacer planes fuera de casa un viernes sí, un viernes no.
  • Cuando reservéis en un restaurante para comer, acordaos de indicar que lleváis un cochecito. Cuando Álvaro tenía apenas una semana, mi marido y yo hicimos una reserva por teléfono sin indicar ese pequeño detalle. Cuando llegamos el camarero nos miró agobiado porque “nuestra mesa” no tenía espacio para cochecito. Así que, aun teniendo reserva, tuvimos que esperar.

En fin, esto es un mini resumen de lo que ha cambiado mi vida a nivel organizativo tras la llegada de Álvaro.  Sé que a medida que crezca habrá más cosas que me cambien pero ahora, con 7 meses, es lo que estoy viviendo. Eso sí, no cambio por nada esta “nueva organización”. Es sencillamente maravillosa. Además, ¿qué me decís de la sonrisa “quitapenas” que te encuentras al llegar a casa tras un día duro de trabajo? ¡¡No hay nada que la supere!!. Hace que olvides todo y pienses en lo afortunado que eres.

Ah! Se me olvidaba. Ahora valoras mucho más los momentos que se pasan en pareja e intentas aprovechar al máximo cualquier minuto que se tenga a solas con el/ella. Aun así, siempre terminarás hablando del bebé. Quieras o no, es la mejor cosa que hemos hecho juntos ;-).

MERCI MAMA

merci mama

Hoy me desvío un poco de la línea del blog pero creo que, lo que os voy a presentar, es una idea sensacional que puede serviros de ayuda no sólo a las que sois madres sino a las que tenéis alguna amiga y/o familiar que lo son o están a punto de serlo y queréis sorprenderles con un detalle dulce y preparado con mucho cariño.

Hoy os presento Merci Mama: un nuevo proyecto que acaba de “lanzar” mi amiga Macarena.

Maca y yo nos conocimos en Pamplona estudiando Derecho. Las dos somos forasteras en Madrid, ella Asturiana y yo Catalana, y hemos sido mamás con tan sólo 6 meses de diferencia. Ella de una niña (Candela) y yo de un niño (Álvaro). Quién sabe, a lo mejor acabamos siendo consuegras. Los peques ya se conocen. El resto lo tendrán que hacer ellos ;-).

El caso es que dicho proyecto, y en palabras de su fundadora, “nace de la ilusión de ser madre. Hace ya 13 meses que hemos tenido a nuestra princesa Candela y no podemos ser más felices”.

Asimismo, afirma que desde que nació su pequeña, y yo diría que desde mucho antes, empezó a interesarse por el maravilloso mundo bebé. De ahí que, tras meses meditando la idea, haya hecho, por fin, realidad este proyecto.

 ¿Qué pretende ser Merci Mama?

Aspira a servir de guía a aquellas mamás que no encuentran lo que buscan o, simplemente, no tienen tiempo para recorrerse las calles de la ciudad en busca de un regalo que hacer a ese alguien especial por la llegada de su bebé.

Asimismo, y os puedo asegurar que, por lo que he visto, es ideal, podéis encontrar prendas clásicas y preciosas para vuestros peques.

¿Qué servicios / productos ofrece Merci Mama?

  • Canastillas del bebé: Lejos de gastaros un dineral en comprar una que ya venga confeccionada, Merci Mamá os aconsejará de cómo hacer una canastilla útil e ideal para recién nacidos. Vosotras le decís con qué presupuesto tiene que trabajar “et voilá”: Regalo que os agradecerán seguro.
Canastilla Merci Mama

Canastilla Merci Mama

  • Sacos para silla ligeras a medida con las ideas que queráis darle.
  • Además, cada mes, desde el enlace de Merci Mama en Facebook, podréis ver prendas estrella de las diferentes colecciones de La Casita de Mitos Roca que previamente le hayan fascinado tanto como para colgarlas y compartirlas con vosotras.
Prenda estrella del mes de Noviembre

Prenda estrella del mes de Noviembre

Como veis, es un proyecto “recién nacido hecho con la mayor ilusión de Macarena para ayudar y facilitar las cosas a todas aquellas mamás que, por falta de tiempo o desconocimiento, no encuentran lo que buscan.

Os animo a que echéis un vistazo a su página de Facebook:

www.facebook.com/mercimama

Ah! Da igual dónde estéis o en qué país resida la persona a la que vaya dirigido el regalo, pues se pueden hacer encargos y/o envíos tanto para España como para el extranjero.

Confío en que le irá fenomenal. Y no es porque sea mi amiga, que también y desde aquí le deseo lo mejor, sino porque he podido comprobar, de primera mano, con qué delicadeza y gusto lleva a su pequeña Candela. Estoy segura que pondrá el mismo empeño en, el que ahora es, su trabajo.

¡Mucha suerte, Maca!

 

El padre: ¡qué gran ayuda! PARTE II

Mis chicos

Mis chicos

En el centro donde organizaban los cursos de preparación al parto nos repitieron, una y mil veces,: “Dejaros ayudar por el padre. Lo hará muy bien”. ¡Cuánta razón tenían!. A veces cuesta pero hay que dejar que el padre colabore. Aunque sea “a su manera” y muchas veces pensemos que nosotras lo hubiéramos hecho mejor.

Con respecto a Diego….¡¡qué decir de su papel! He  de reconocer que cada día me ayuda muchísimo. Tanto que merece no un post, sino, mínimo, ¡dos!, que son los que lleva ya. Y más que caerán ;-). Muchos días le digo medio en broma, aunque él sabe que va en serio, ¡Qué haría sin ti!.

Esa grandísima ayuda ya empezó en el Hospital. De hecho ¡puede presumir de haber cambiado el primer pañal a Álvaro! 😉

A los dos días de haber dado a luz, llegamos a casa y nos topamos con la típica sensación del: “Y ahora, ¿qué hacemos?. Aunque he de decir que, el hecho de que estuviera mi madre esos días en Madrid, ayudó a que la adaptación fuera rápida y fácil. Y es que, quitando a mi hermana Laura que también acaba de ser madre, estamos “solos” en Madrid. Ni padres, ni suegros, ni más hermanos para echarnos una mano. Así que, cuando se fue mi madre, no tuvimos más remedio que espabilar. Ahora que han pasado 7 meses lo recuerdo como algo fácil. Supongo que el hecho de que Álvaro colaborara ayudó bastante. La maternidad no es tan difícil 😉

Os voy a contar una anécdota del momento “llegada a casa” de la cual tengo fotos pero sería muy cruel publicarlas aquí: Yo, que había dado a luz hacía escasas 48h, que estaba cansada por todo el esfuerzo del parto, que las dos noches que pasamos en el Hospital apenas había dormido por la emoción que tenía encima y que tenía las típicas molestias de los puntos, de pronto me encontré con mi hijo dormido en el capazo del cochecito (muy propio de un recién nacido) y a mi marido y a mi madre también dormidos en el sofá. Y ahora ¿qué hago?, pensé. No quería dormir porque seguía con la emoción por las nubes y la TV tampoco la podía encender porque no quería despertar a mis chicos y a mi madre. Así que opté por ponerme a leer. Evidentemente esas fotos las usé luego para enviárselas a la familia con la siguiente leyenda: “Para que luego digan que un hijo no deja dormir”. 😉
Por otro lado, desde que llegamos a casa, no habría día en que Diego no bajara a la farmacia. Y es que por mucho que tengas todo preparado para la vuelta a casa, no es hasta que realmente llegas que empiezas a necesitar de todo. Si un día no iba, al día siguiente le bromeaban con un: ¡qué raro, ayer no viniste!.

Con el ingreso de Álvaro, me apoyó muchísimo. Sobre todo por las noches cuando me despertaba cada 3h llorando por no tener a mi pequeño en la cunita que estaba pegada a mi lado de la cama.

Cuando Álvaro tenía apenas mes y medio, y a modo de ayuda, tuvo la idea de crear “la noche de los chicos”: Mis chicos pasaban la noche del sábado juntos y “mamá” podía descansar en la habitación de al lado. ¡Qué detallazo!

Es cierto que esas noches apenas fueron dos sábados pero fue por decisión propia. Como ya expuse en un post anterior, Diego es de sueño profundo. Si una mujer, desde que se convierte en madre, se transforma en una “histérica” del ruido y es capaz de escuchar el aleteo de una mosca que está en la otra punta de la casa, los hombres, generalmente, no son así. Yo estaba intranquila por si a Álvaro le pasaba algo y Diego no se despertaba así que “la noche de los chicos” se convirtió en dormir los 3 en la misma habitación pero era él quien se encargaba, sólo los sábados, de darle todos los biberones nocturnos al tragoncete. Yo seguía despertándome cada 3h pues, evidentemente, Diego no oía a Álvaro y tenía que recurrir a la maniobra codazo para despertarle pero era otra cosa: el hecho de no moverme de la cama se notaba muchísimo al día siguiente. Me encontraba híper descansada. Os animo a que lo probéis.

Y ¡qué decir de las tardes de relax! He podido, y puedo,  ir al fisio y a la peluquería muchas tardes mientras Diego se queda con Álvaro. Lo mejor de todo es que me voy tranquila porque sé que lo hará fenomenal!

En fin, con Álvaro se le cae la baba. Es todo un padrazo.

Mis chicos en Aranjuez celebrando el cumple de mamá

Mis chicos en Aranjuez celebrando el cumple de mamá

Y no soy la única que le agradece su “papel”. Álvaro dijo el otro día su primera palabra y como podéis imaginar fue: Papá!.

Dentro de su papel como padre, ya se encarga él de inculcarle sus raíces bilbaínas (fijaos que no digo vascas porque los de Bilbao son mucho más ;-)). Este será tema para otro post, pero ya os adelanto que Álvaro cuenta con camiseta propia del Athletic, ha estado, con apenas 5 meses, en la Semana Grande luciendo pañuelo y su padre le ha paseado con orgullo por la Gran Vía de Bilbao. No sé qué tiene Bilbao y su equipo de futbol pero hasta yo misma me alegré el otro día de que le ganara al Barça. Yo, que soy culé desde que  nací! ;-).

Padre e hijo paseando por la Gran Vía de Bilbao

Padre e hijo paseando por la Gran Vía de Bilbao

Aste Nagusia 2013

Aste Nagusia 2013

En fin, creo que formamos un gran equipo ;-).