El padre: ¡qué gran ayuda! PARTE II

Mis chicos

Mis chicos

En el centro donde organizaban los cursos de preparación al parto nos repitieron, una y mil veces,: “Dejaros ayudar por el padre. Lo hará muy bien”. ¡Cuánta razón tenían!. A veces cuesta pero hay que dejar que el padre colabore. Aunque sea “a su manera” y muchas veces pensemos que nosotras lo hubiéramos hecho mejor.

Con respecto a Diego….¡¡qué decir de su papel! He  de reconocer que cada día me ayuda muchísimo. Tanto que merece no un post, sino, mínimo, ¡dos!, que son los que lleva ya. Y más que caerán ;-). Muchos días le digo medio en broma, aunque él sabe que va en serio, ¡Qué haría sin ti!.

Esa grandísima ayuda ya empezó en el Hospital. De hecho ¡puede presumir de haber cambiado el primer pañal a Álvaro! 😉

A los dos días de haber dado a luz, llegamos a casa y nos topamos con la típica sensación del: “Y ahora, ¿qué hacemos?. Aunque he de decir que, el hecho de que estuviera mi madre esos días en Madrid, ayudó a que la adaptación fuera rápida y fácil. Y es que, quitando a mi hermana Laura que también acaba de ser madre, estamos “solos” en Madrid. Ni padres, ni suegros, ni más hermanos para echarnos una mano. Así que, cuando se fue mi madre, no tuvimos más remedio que espabilar. Ahora que han pasado 7 meses lo recuerdo como algo fácil. Supongo que el hecho de que Álvaro colaborara ayudó bastante. La maternidad no es tan difícil 😉

Os voy a contar una anécdota del momento “llegada a casa” de la cual tengo fotos pero sería muy cruel publicarlas aquí: Yo, que había dado a luz hacía escasas 48h, que estaba cansada por todo el esfuerzo del parto, que las dos noches que pasamos en el Hospital apenas había dormido por la emoción que tenía encima y que tenía las típicas molestias de los puntos, de pronto me encontré con mi hijo dormido en el capazo del cochecito (muy propio de un recién nacido) y a mi marido y a mi madre también dormidos en el sofá. Y ahora ¿qué hago?, pensé. No quería dormir porque seguía con la emoción por las nubes y la TV tampoco la podía encender porque no quería despertar a mis chicos y a mi madre. Así que opté por ponerme a leer. Evidentemente esas fotos las usé luego para enviárselas a la familia con la siguiente leyenda: “Para que luego digan que un hijo no deja dormir”. 😉
Por otro lado, desde que llegamos a casa, no habría día en que Diego no bajara a la farmacia. Y es que por mucho que tengas todo preparado para la vuelta a casa, no es hasta que realmente llegas que empiezas a necesitar de todo. Si un día no iba, al día siguiente le bromeaban con un: ¡qué raro, ayer no viniste!.

Con el ingreso de Álvaro, me apoyó muchísimo. Sobre todo por las noches cuando me despertaba cada 3h llorando por no tener a mi pequeño en la cunita que estaba pegada a mi lado de la cama.

Cuando Álvaro tenía apenas mes y medio, y a modo de ayuda, tuvo la idea de crear “la noche de los chicos”: Mis chicos pasaban la noche del sábado juntos y “mamá” podía descansar en la habitación de al lado. ¡Qué detallazo!

Es cierto que esas noches apenas fueron dos sábados pero fue por decisión propia. Como ya expuse en un post anterior, Diego es de sueño profundo. Si una mujer, desde que se convierte en madre, se transforma en una “histérica” del ruido y es capaz de escuchar el aleteo de una mosca que está en la otra punta de la casa, los hombres, generalmente, no son así. Yo estaba intranquila por si a Álvaro le pasaba algo y Diego no se despertaba así que “la noche de los chicos” se convirtió en dormir los 3 en la misma habitación pero era él quien se encargaba, sólo los sábados, de darle todos los biberones nocturnos al tragoncete. Yo seguía despertándome cada 3h pues, evidentemente, Diego no oía a Álvaro y tenía que recurrir a la maniobra codazo para despertarle pero era otra cosa: el hecho de no moverme de la cama se notaba muchísimo al día siguiente. Me encontraba híper descansada. Os animo a que lo probéis.

Y ¡qué decir de las tardes de relax! He podido, y puedo,  ir al fisio y a la peluquería muchas tardes mientras Diego se queda con Álvaro. Lo mejor de todo es que me voy tranquila porque sé que lo hará fenomenal!

En fin, con Álvaro se le cae la baba. Es todo un padrazo.

Mis chicos en Aranjuez celebrando el cumple de mamá

Mis chicos en Aranjuez celebrando el cumple de mamá

Y no soy la única que le agradece su “papel”. Álvaro dijo el otro día su primera palabra y como podéis imaginar fue: Papá!.

Dentro de su papel como padre, ya se encarga él de inculcarle sus raíces bilbaínas (fijaos que no digo vascas porque los de Bilbao son mucho más ;-)). Este será tema para otro post, pero ya os adelanto que Álvaro cuenta con camiseta propia del Athletic, ha estado, con apenas 5 meses, en la Semana Grande luciendo pañuelo y su padre le ha paseado con orgullo por la Gran Vía de Bilbao. No sé qué tiene Bilbao y su equipo de futbol pero hasta yo misma me alegré el otro día de que le ganara al Barça. Yo, que soy culé desde que  nací! ;-).

Padre e hijo paseando por la Gran Vía de Bilbao

Padre e hijo paseando por la Gran Vía de Bilbao

Aste Nagusia 2013

Aste Nagusia 2013

En fin, creo que formamos un gran equipo ;-).

Anuncios

8 pensamientos en “El padre: ¡qué gran ayuda! PARTE II

  1. El papel del padre es fundamental, es cierto que nadie conoce mejor a un bebé que su madre pero los padres lo pueden hacer tan bien como nosotras. A los dos meses de nacer Alfonso yo empecé a trabajar y me iba a Madrid cada 15 días, tenía que dormir dos noches allí. Mi marido se quedaba con el peque en Gijón y todo lo hacía perfectamente, algunas madres alucinaban, yo lo veía lo más normal del mundo… Lo único que no se les da bien es conjuntar la ropa, jeje…

  2. Acabo de descubrir tu blog y no sólo me ha encantado sino no sabes lo que me ha tranquilizado!!
    Estoy embarazada de un niño, que como el tuyo, espero que sea un survivor, porque estoy teniendo mucho sproblemas. Y como tú, lo estoy siguiendo en la Ruber Internacional, aunque con otro ginecólogo. Y no sabes todos los comentarios que he tenido que escuchar: si estaría mejor en la Paz, si debería ir a otra clínica, si en la Ruber sólo saben hacer cesáreas, si no estoy haciendo esto o lo otro que es bueno para el niño, …
    La verdad es que me he leído todos tus posts de un tirón y tanto tu embarazo como el de tu hermana me han llenado de ilusión y de esperanza!!
    Muchísimas gracias!! y por favor, sigue escribiendo!!!

    • Hola Rocío. No sabes lo que me ha ilusionado tu mensaje! Recibir comentarios así animan a seguir escribiendo. Cuánto me alegro que te tranquilice y esperance. Del Ruber sólo tengo buenas palabras así que sólo decirte que estás en las mejores manos. Todos los médicos pero sobretodo ginecólogía siguen un protocolo muy estricto. Sigo yendo al Ruber pero a pediatría. Confío mucho en ellos.Todo irá fenomenal, ya verás! Tengo unos recuerdos preciosos y en el parto te tratarán como una reina. Cualquier cosa que necesites escríbeme ok? Vas a los cursos de Ginéofis? Te los recomiendo. Tranquilizan muchísimo y Carolina, la fisio, es un amor. Yo sigo yendo pero a los de padres y están genial! En fin, muchas gracias por tu comentario. Un besazo y disfruta de tu embarazo!!

  3. Por supuesto que formais un gran equipo!!!
    El papel del papá es fundamental, pero a mi no me gusta ponerlo como “ayuda” porque parece que le restamos importancia, por lo menos en mi caso mi pareja hizo tanto como yo o más!!!, vale el tema teta fue exclusivo, pero puedo decir que en los primeros quince días del peque yo sólo le cambié dos pañales, ahí estaba él para todo.
    Tengo un poco de miedo con el segundo, por ver que tal nos apañamos pero supongo que nos organizaremos y nos irá bien.

    Me apunto lo de “la noche de chicos” no tengo niños!! pues ale, una noche para descansar mamá!! jaja

    • Opino igual que tú con respecto al término “ayuda”. Lo iba a poner a modo de aclaración pero se me olvidó ;-). Prueba la noche de los chicos, es genial! Con el segundo os irá fenomenal! Ya sois todo unos exertos ☺️. Ya nos dirás que tal la experiencia para coger consejos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s