One Lovely blog award

Gracias

Este post lo tenía pendiente desde hace casi un mes pero reconozco que esto de ir recibiendo premios tan seguidos me abruma, en el buen sentido de la palabra, ya que pienso: “seguro que hay otros blogs mucho mejores que el mío”. Pero ¿sabéis qué? Se han acordado de mí y eso me halaga muchísimo y, desde luego, me da fuerzas para seguir escribiendo.

Empecé a escribir este blog porque estaba, y estoy, viviendo un momento de mi vida en que todo era, y es, perfecto. Tengo un marido al que adoro y un niño al que amo por encima de todo. Les quiero a rabiar. Ellos son mi inspiración.

La maternidad está resultando algo increíble pero, como todo en esta vida, no está exenta de dudas. Así que, entre eso y que me encanta escribir, hace ya 3 meses decidí comenzar este pequeño rinconcito que me ayuda a expresar todo lo que llevo dentro así como a aprender de otras muchas madres que pasan por situaciones similares a las mías. Y es que ¿quién me iba a decir a mí que se podía conocer a gente tan encantadora en este mundo bloguero? Espero que algún día podamos conocernos en persona y conocer a esos peques de los que voy viendo su evolución y logros día a día. Entre ellos me estoy refiriendo a Lucas, Alfonso, Leo, Chloe, Gonzalo (o Golalo como le llama su hermano Leo y que está aún por nacer), Rafa, Daniela, Martina, Akane, Lucía, Un bebé muy feliz, Olivia, Bichilla, l’aînée y la petite, Sara, Los niños de Maite, Noe y Lorena……..

En fin, este “rollo” venía porque ilusiona mucho cuando recibes premios y reconocimientos por una labor que haces sin esperar nada a cambio más que consejos y ánimos.

Así que allá voy.

Justo cuando publiqué la entrada referente al Liebster Award que había recibido por partida triple me llegó este otro de la mano de Una mamá muy feliz  y, como era de esperar, no me pudo hacer más ilusión. Se trata del One Lovely Blog Award.

Tengo la suerte de conocer a Una mamá muy feliz desde hace casi dos meses y no me pierdo un solo post de ella. Son prácticos, escritos con mucho amor y, sobretodo, con mucho sentido del humor.

Desde aquí, muchísimas gracias.

Voy a hacer como mi antecesora y es que en vez de contestar a 11 preguntas, que creo que en el post del anterior premio ya os debí aburrir con 22 respuestas, voy a contar sólo 11 cosas sobre mí.

  1. Adoro dormir = Me cuesta infinito madrugar. Por eso agradezco que, de momento, Álvaro haya salido a su madre…. Hay días que se despierta, nos despertamos, a las 11:30h….
  2. Me encantan los Parques de atracciones. Mucho más que a mi marido. Creo que cuando Álvaro sea un pelín más mayor, yo seré la “mami molona” ya que,  si el presupuesto lo permite, iremos a la Warner más de un fin de semana y a Eurodisney algún que otro verano. No sé quién disfrutará más….;-).
  3. Soy una compradora compulsiva. No necesito ropa, tengo el triple de armarios que mi marido pero si piso un Centro Comercial….algo cae. Intento “desintoxicarme” no yendo a zona comercial pero…..
  4. Tengo carácter. A veces bueno, a veces malo.
  5. Soy la mujer de azul. Así me llaman mis amigas. El 80% de mi armario es azul, en toda su variedad.
  6. La comida basura es mi debilidad. Todos los jueves, desde hace 3 años, se cena en casa Burguer.
  7. A veces soy algo susceptible. Pero ¿quién no?.
  8. No me gusta improvisar por miedo a que algo salga mal.
  9. Me encanta mi trabajo. A veces me siento mala madre por gustarme el estar trabajando algunas horas fuera de casa pero soy de esas personas que necesita trabajar y “desconectar”. Dicho esto Álvaro siempre será lo primordial y prioritario para mí.
  10. Quiero volver a New York City. Siento debilidad por esa ciudad…
  11. Mi serie favorita es: Mujeres Desesperadas. La habré  visto completa 4 veces. Y¿sabéis? La acabo de retomar otra vez. 😉

Finalmente, me toca nominar a otros once blogs para el premio.

  1. Mama puede
  2. Piezecitos. 
  3. La Sonrisa de Lu
  4. La guinda de Limón
  5. Pasuco a Pasuco
  6. Gafapapás
  7. Yo tampoco sabía
  8. Cooking a trip
  9. Martina and me
  10. Rural baby project
  11. Y mi mundo cambió

Enhorabuena a todas y gracias de nuevo a Una mamá muy feliz!

Anuncios

Ictericia en recién nacidos.

En torno al 60% de los bebés que nacen a término sufren ictericia. En la mayoría de los casos es temporal e inofensiva. Sin embargo, en otros, puede ser grave.

La ictericia en sí no es una enfermedad sino que se considera un síntoma de posible enfermedad en el hígado. Se manifiesta, mayoritariamente, en el blanco de los ojos y en la piel volviéndose de un color más amarillento.

ictericia

Existen tres posibles causas de esa ictericia: (1) Ictericia fisiológica, (2) Ictericia por leche materna e (3) Ictericia por incompatibilidad entre la sangre del bebé y la de la madre.

Álvaro tuvo Ictericia Fisiológica. 

Recuerdo cuando nos lo dijo la pediatra antes de darnos el alta definitiva tras su nacimiento. Fue la primera noticia “mala” que nos daban de nuestro pequeño. Y yo, tal y como estaba con las hormonas, me eché a llorar. No sin antes esperar a que ella desapareciera de la habitación. Sigo siendo muy vergonzosa para que me vean llorar en público ;-).

Nos dijo que antes de irnos querían hacerle unos análisis de sangre para ver los niveles de bilirrubina así que se llevaron a Álvaro para pincharle.

Se había pasado los dos días de Hospital sin decir “ni mu” pero ese día le oímos llorar.

De vuelta en la habitación nos dijeron que tenía la bilirrubina más alta de lo normal. Sin embargo, como ocurre en la mayoría de los casos, por el momento no era preocupante ya que los niveles no eran muy elevados. Así que lo que teníamos que hacer era exponerle a la luz indirecta la mayor parte del tiempo posible y  ver cómo evolucionaba.

¿Qué significaba eso? ¡Que podíamos irnos a casa! 😉 Aun así nos dijo que volviéramos a los dos días (viernes) para hacerle, de nuevo, un análisis.

Ese mismo día, y el siguiente, Álvaro se pasó más de 6h pegadito al ventanal del salón para que le diera la luz.

Llegó el viernes y yo, que lo que más quería en este mundo era ver a Álvaro recuperado, le vi mucho más blanquito así que nos fuimos a Maternidad del Ruber con la esperanza de que el análisis diera negativo.

Evidentemente no fue así. Yo quería verle menos amarillo y parece ser que me “auto convencí” para verle así.

Otro análisis de sangre y más lloros.

A los 30 minutos vino la pediatra y nos dijo lo que más temíamos: “Álvaro debe quedarse ingresado, por lo menos, 48h“. Y yo, de nuevo, me eché a llorar.

Dado que sus niveles de bilirrubina estaban por las nubes, 22mg/dl, necesitaba un tratamiento especial consistente en Fototerapia o lo que es lo mismo: exponerle a la luz de lámparas azules. Así que se iba a pasar las próximas 48h en una incubadora, con luces azules y gafas de sol.

Fototerapia

Sé que la ictericia, en principio, no es nada preocupante y que le pasa al 60% de los recién nacidos. Pero también sé que separar a una madre de su bebé a los 4 días de haber nacido, es duro, muy duro.

Como Álvaro se estaba alimentando de leche materna, tenía que acudir al hospital, excepto las noches, a darle de comer cada 3h así que ese día nos quedamos ya ahí.

Tras pasar la mayor parte de ese viernes en el Hospital, llegamos a casa por la tarde. Ahí estaba mi madre esperándonos. Recuerdo que nada más entrar, al verla, la abracé y me eche a llorar diciéndole: “qué duro es ser madre“.

Lo peor vino por la noche. Habíamos estado tan sólo dos noches con Álvaro en casa pero nuestra vida ya había cambiado. Esas dos noches, por instinto, me despertaba cada 3h y al ver la cunita vacía me ponía a llorar. Quería a mi ratita conmigo. Fueron dos noches muy duras.

Por la mañana me despertaba feliz deseando ir al Hospital a ver a mi pequeño.

Al llegar a Maternidad, íbamos directos a una de las salas de lactancia no sin antes avisar al equipo de enfermeras que estábamos ahí.

A los 5 minutos entraba una enfermera con el “pequeño saltamontes” en brazos. Así le apodaron.

Sólo podía estar 10 minutos con él y sólo para que comiera. Pero ¡qué 10 minutos! Eran los mejores. Luego venía la enfermera para llevárselo de nuevo al Solárium, como le llamaban.

Como tenía que volver cada 3h, y yo con los puntos no estaba para moverme mucho, “acampamos” en el hospital. Comíamos ahí y “descansábamos” en una zona de sofás que hay en la propia maternidad. Así pasábamos las horas.

Recuerdo mensajes de ánimo de toda la familia y amigas. Mensajes que agradecí enormemente.

El sábado, segundo día que Álvaro estuvo ingresado, fue la Comunión de mi sobrino mayor Diego a la que, evidentemente, no pudimos ir entre otras cosas porque era en Barcelona. Aun así, no nos perdimos ni un sólo momento ya que estuvimos recibiendo constantemente fotos. Fotos que nos amenizaron la tarde. ¡Qué guapo estaba y qué mayor!.

Por fin llegó el domingo. Yo me levanté feliz porque, supuestamente, habrían pasado las 48h de ingreso que nos dijo la pediatra. Y así fue. Álvaro había bajado, por fin, el nivel de bilirrubina de 22mg/dl a 6mg/dl y estaba estupendo así que….¡¡¡¡nos dieron el alta!!!! 

Lo mejor de todo es que ese domingo no era un domingo cualquiera: ¡¡¡era el día de la madre!!! Mi primer año que lo celebraba y no podían haberme dado un mejor regalo: nos íbamos a casa con nuestra ratita a empezar una nueva vida, por fin, juntos.

Nueva enfermedad: Exantema Súbito o roséola.

image

Os decía en el post anterior que Álvaro llevaba 3 días con fiebre pero sin ningún síntoma aparente de resfriado, gripe o, incluso, la propia dentición.

Pues bien, ayer estuvimos en la pediatra. Le miró absolutamente todo. Descartó otitis, cosa que nos alivió bastante, problemas respiratorios, anginas e infección de orina (previo análisis de muestra de pipí). Nos dijo que probablemente la fiebre haya sido provocada por un virus muy común en los menores de 3 años.

Ayer Álvaro ya no tuvo fiebre y hoy tampoco.

Esta mañana he recibido un correo de la pediatra preguntándome cómo iba la evolución de Álvaro. Le he contestado que mucho mejor: la fiebre había cesado y ya volvía a ser el niño alegre y simpático que ha sido siempre. Sin embargo, esta mañana le había salido una especie de “erupción/sarpullido” en la piel.

La pediatra se ha vuelto a poner en contacto conmigo para decirme que se confirmaban sus sospechas: Álvaro había contraído el virus del Exantema Súbito, también conocido como Roséola.

Dicho virus es muy típico en lactantes y niños pequeños de 3 años y se manifiesta en dos fases: una primera en la que el síntoma “dominante” es la fiebre que suele durar alrededor de 2-3 días. Posteriorimente la fiebre cesa y pasa a la segunda fase: el exantema en la piel. Principalmente se manifiesta en el tronco, cuello y cara pudiendo durar entre unas horas o un par de días. No obstante, a diferencia de la fiebre, el exantema no causa ningún tipo de malestar en el bebé. Es símplemente una cuestión de estética. La aparición del exantema supone el final de la enfermedad.

En fin, he de reconocer que es una enfermedad completamente nueva para mí ya que nunca había oido hablar de ella. Si es que lo que no se aprenda de madre…. ;-).

Dentición: Sus primeros dientes.

Dentición

Ahora sí que sí. Tras casi 6 meses de espera parece que a Álvaro, por fin, le empiezan a salir los dientes. Y digo “por fin” porque desde Agosto han hecho un “amago de” pero no ha sido hasta ahora que han decidido aparecer.

Todavía no le han salido del todo pero ya tiene una montañita blanca e irregular asomándose. Aunque he de reconocer que el hecho de que ya se puedan ver, que ya es mucho, no lo es todo para poder decir, con certeza, que ya le están saliendo los dientes. Hablo en plan exagerado y me refiero, sobretodo, al malestar que le están provocando. Siendo Álvaro muy tranquilo y viendo su “irritabilidad“, vamos a llamarlo así, ahí sí que sí podemos decir que son los dientes. 😉

Hay niños que no notan la salida (¡qué suerte para ellos y para los padres!). Otros, en cambio, sí sienten molestas. Álvaro, desgraciadamente, forma parte del segundo grupo.

Gracias a Dios, de día no parece estar con mucho malestar pero ¿de noche?….Hay días en que se despierta con ese lloro de pena que llamo yo.

Para el dolor y el malestar le estoy dando un homeopático que me indicó la pediatra. Se llama Chamodent. No soy de usar con frecuencia medicamentos. Prefiero “ir tirando” con los homeopáticos a no ser que vea a Álvaro con mucho dolor. Entonces ahí sí recurro a mi “bendito Apiretal” untado en mi dedo y pasándoselo por las encías para adormecerle la zona.

Otro síntoma, a parte del malestar, y ya desde hace meses, es que todo se lo lleva a la boca. Y no determinadas cosas, no. Se lleva TODO lo que encuentra a su alrededor. Desde mordedores hasta la corbata de su padre o mis collares. Incluso el otro día, en la revisión de los 8 meses, se llevó el fonendo de la pediatra a la boca. No sin antes inspeccionarlo. 😉

Ahora se nos junta con que lleva 3 días con fiebre….  😦

La dentición, en sí, no provoca fiebre por lo que al no estar resfriado ni tener ningún síntoma aparente, mañana tenemos cita con la pediatra para que descarte cualquier infección.

He de decir que hoy mi marido y yo parecíamos zombies. Hemos dormido 4h. Ha sido la peor noche desde que nació….

Dicen que la salida de dientes dura hasta los 3 años. Me temo que aún nos queda mucho camino, ánimo y fuerzas, por recorrer. 😉

¿Qué tal “soportaron” vuestros peques la salida de sus  dientes?

¡Soy una súper mamá!

Esta mañana me ha llegado un regalito de la mano de Cuestión de Madres: me han otorgado la insignia “Yo soy una súper mamá”. Podéis imaginar la ilusión que me ha hecho que se hayan acordado de esta mami primeriza.

No sé si merezco equipararme a una súper mamá o no. Lo que sí sé es que bajo el prisma de ese “amor incondicional” que te une, de por vida, a esa personita, mi vida ha cambiado por completo y ¿sabéis qué? Es mil veces mejor de la que jamás hubiera imaginado (que ya era buena).

La iniciativa de esta insignia procede de Ainara, autora del blog Piezecitos.

Aquí va su explicación:

Hoy me he despertado creativa y he decidido crear una buena y gratificante iniciativa para todas las mamas.

Como ya sabemos, los niños pueden realmente sorprender… esto es lo que responden a la pregunta:

¿QUIÉN ES TU MAMA?

– Mamá es un señora que lleva en el bolso un pañuelo con mis mocos, un paquete de toallitas y un pañal de emergencia.

– Mamá es ese cohete tan rápido que va por casa disparado y que está en todas partes al mismo tiempo.

– Mamá es esa malabarista que pone lavadoras con el abrigo puesto mientras le abre la puerta al gato con la otra, sosteniendo el correo con la barbilla y apartándome de la basura con el pie.

– Mamá es la maga que puede hacer desaparecer lágrimas con un beso.

– Mamá es esa forzuda capaz de coger en un solo brazo mis 15Kg mientras con el otro entra el carro lleno de compra.

– Mamá es esa campeona de atletismo capaz de llegar en décimas de segundo de 0 a 100 para evitar que me descuerne por las escaleras.

– Mamá es esa heroína que vence siempre a mis pesadillas con una caricia.

– Mamá es esa señora con el pelo de dos colores, que dice que en cuanto tengo otro huequito, solo otro, va a la pelu.

– Mamá es esa cuenta cuentos que lee e inventa histórias más divertidas sólo para mi.

– Mamá es esa chef que es capaz de hacerme una cena ríquisima con dos tonterías que quedaban en la nevera porque se olvidó comprar, aunque se quede ella sin cena.

– Mamá es ese médico que sabe con solo mirarme si tengo fiebre, cuánta, y lo que tiene que hacer.

– Mamá es esa economista capaz de ponerse la ropa de hace cientos de años para que yo vaya bien guapo!

– Mamá es esa cantante que todas las noches canta la canción más dulce mientras me acuna un ratito.

– Mamá es esa payasa que hace que me tronche de risa con solo mover la cara.

– Mamá es esa sonámbula que puede levantarse dormida a las 4 de la mañana, mirar si me he hecho pis, cambiarme el pañal, darme jarabe para la tos, un poco de agua y ponerme el chupete, todo a oscuras y sin despertarse.

¿Te sientes identificada? Si te has dado por aludida en al menos 3 de estas afirmaciones, tienes el don de ser UNA SUPER MAMA! ¿Es eso que veo una sonrisilla? ¡Ese es exactamente el objetivo de esta iniciativa! Hacerte sonreir y animar a todas las mamas para que sigan haciendo el gran trabajo que hacemos día a día!

Por ello, ¡te regalo esta insignia para que la copies en tu blog y te muestres como lo que eres!

Yo soy una súper mamá

Ahora me toca a mí regalársela a cinco personas y, aunque siempre es difícil tener que elegir, ahí van mis SUPER MAMÁS.

–          Mi lunita y yo.

–          La guinda de Limón.

–          Feliz en brazos.

–          Una sonrisa para mamá.

–          Entre madres.

Ahora es vuestro turno. Dad a conocer al mundo entero que sois unas Súper mamás:

1- Coged la insignia, copiadla y pegadla en vuestro blog.

2- Explicad la iniciativa (sirve un copia y pega) sin olvidaros las definiciones de mamá.

3- Regaladle la insignia a 5 bloggers que creáis que se lo merecen.

¡Enhorabuena a todas y a seguir así!

Oración a la Virgen del Buen Parto.

En mi entorno, cada vez es más frecuente escuchar noticias de embarazo. Supongo que estoy en la edad. Y es que hay edad para todo. Cuando tienes 20 años te preguntan si tienes novio. Cuando estás en los 30, si no lo has hecho ya, te preguntan que cuándo te vas a casar. Cuando estás casado, ¿para cuándo un hijo?. Y cuando ya tienes un hijo, ¿para cuándo el hermanito?. Yo he “soportado” todas estas preguntas. Incluída la última. ¡Qué prisas! 😉

Me encuentro en la edad en la que hay un poco de todo. Amigas sin novio, amigas con novio pero sin planes de boda, amigas casadas sin hijos y amigas casadas con hijos. Eso es lo bueno de los 30, que todavía existe variedad en tu entorno. Pero he de reconocer que últimamente, y reitero “será por la edad“, no sólo las famosas se están apuntando a esto que llaman efecto baby boom. 😉

Baby boom

Si ya en otro post hablaba de que 2013, entre hermanas, primas, amigas y una servidora, ha traído al mundo a 10 niños, parece que 2014 no se va a quedar corto. Y es que, de la gente que me rodea, ya son 8 las que están embarazadas. Y eso que 2014 acaba de empezar. Todavía quedan muchas sorpresas por venir. 😉

El caso es que hoy me he acordado de ellas, de vosotras, y me gustaría enseñaros una Oración que descubrí estando embarazada de tan sólo 3 meses.

Es una Oración preciosa que nunca olvidaré. Con el susto que tuvimos con nuestro “survivor“, mi marido y yo la estuvimos rezando todas las noches hasta dar a luz. ¡Nos la llegamos a aprender de memoria! Sólo espero que os guste y que vaya todo muy, pero que muy bien.

He de hacer un inciso y es que una de las 8 embarazadas es mi hermana Mónica. En Marzo / Abril seré tía de nuevo de la pequeña Carolina. Seguro que va todo fenomenal. Ya no queda nada. ¡¡¡Qué ganas!!!

Virgen del Buen Parto

Dios y Padre nuestro:

que preparaste a la bienaventurada Virgen María

para que fuese digna morada de tu Hijo,

concebido por obra del Espíritu Santo.

Por el parto virginal de María,

convertiste en gozo los dolores de las mujeres que creen en ti,

por el nacimiento de nuestro Redentor,

entregaste a la Humanidad los bienes de la salvación.Mira con bondad a esta hija tuya,

a quien has otorgado también el don de la maternidad;

y, por intersección de la Madre de tu Hijo,

concédele desarrollar, con salud,

el fruto que le diste concebir,

llegar a un feliz alumbramiento

y emplear la vida entera en tu santo servicio,

el Reino de los cielos.

Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Virgen del buen parto

Los errores más comunes que puede cometer una madre primeriza.

errores de una madre primeriza

Hace unos días leía un artículo sobre los diez errores típicos que comete una madre primeriza y, a medida que iba leyendo, no podía sentirme más identificada. En parte sentí alivio. No era la única que había “caído” en esos errores y, por lo visto…¡son muy comunes!.

Sin embargo creo, sinceramente, que esa lista debería ser completada por toda madre ya que hay otros muchos “errores” por ahí y reconforta saber que de los 1000 que cometes, 999 son típicos y comunes.

Entiéndase por “error” no como tal sino como una situación digamos que mejorable.

Todos son errores típicos. Errores de los que ya habíamos oído hablar o, incluso, sobre los que ya habíamos leído. Errores que, seguro, habremos visto “cometer” a nuestras hermanas y/o amigas y, aun así, son errores que seguimos cometiendo.

Ahí van:

1. Dudar de tu capacidad como madre.

Seguro que todas, o casi todas, en algún momento de nuestra vida y sobre todo cuando llevaste a ese pequeñín dentro de ti, nos hemos preguntado: ¿Seré buena madre?

Yo sigo preguntándoselo a mi marido: ¿soy buena madre? ¿Crees que  Álvaro me verá como una buena madre?. A lo que él contesta: “Por supuesto que sí. Eres la mejor del mundo y la más maravillosa”. También, qué va a decir el, no?. 😉

Ser madre es algo innato. Toda mujer, salvo excepciones, sabe ser una buena madre. Creedme, el instinto nos lo dice todo. Bajo mi punto de vista la maternidad no es difícil. Es más fácil de cómo nos lo pintan en ocasiones. Y sí, sois buenísimas madres. Como dije en otro post: las mejores a los ojos de vuestros hijos.

2. Dejarte aconsejar.

En efecto. Creo, sinceramente, que debemos pedir consejo a quien creamos que pueda dárnoslo, meditarlo y aplicárnoslo a nosotros. Pero no agobiarnos por no ponerlo en práctica. Y, sobretodo, cualquier duda “seria” que tengáis: al pediatra.

Las amigas que están en tu misma situación suelen ser buenas consejeras.

En mi caso, por ejemplo, tenemos un grupo de Whatsapp con mis amigas de la Universidad de Navarra que ya son mamis. Algunas veteranas otras más novatas como es mi caso. He de decir que es un grupo súper práctico. Quien tiene dudas las expone y el resto, ya somos 5, explica su experiencia. El grupo se llama: Pregnants, Mums & Maite.  Evidentemente Maite es la más veterana de todas. 😉

3. Mantener a tu bebé en una burbuja.

¿Conocéis la película “El padre de la novia: Ahora también abuelo”? Es una de mis favoritas junto con la primera parte. Hay una escena en la que el hermano pequeño de Annie, que acaba de ser madre, sostiene a su nuevo sobrino en brazos. En cuanto éste se dispone a cogerle los padres del pequeño, sincronizados a la vez, le gritan: “Cuidado con la cabeza!!!”.

¿Quién no se ha visto en esa situación? Recuerdo que mi madre, que estuvo unos días en casa cuando nació Álvaro para echarnos una mano, tuvo que recordarme en más de una ocasión: “Cariño, he criado a 6 hijas”.

En resumen, está bien que protejamos a nuestros bebés pero no nos convirtamos en unos histéricos, por favor.

Vuelve_el_padre_de_la_novia_Ahora_tambien_abuelo-499110142-main

4. Extremar la higiene.

¿Quién no ha esterilizado todo o casi todo? Yo he sido, y soy, de esterilizar cada día los biberones pero ¿el resto? Intento que esté lo más limpio posible pero no voy a volverme una paranoica de la limpieza. Además, en breve empezará a gatear y habrá días que lo haga por alguna superficie por la que no haya pasado el mayordomo de Don Limpio. ¿Qué pasará entonces? Pues Vitamina M para el cuerpo (lo pilláis, no?).

También dicen que todo esto se hace con el primero. Con el segundo, se supone, estás más “curtido”.

5. Bañarle a diario por sistema.

Yo soy de las que le baña todos los días. Ya forma parte del ritual “vamos a dormir”: baño, bibe y a dormir. Pero también reconozco que ha habido más de una ocasión que, por llegar tarde de viaje o, sencillamente, porque Álvaro quería cenar pronto y dormir, no le hemos bañado. Han sido pocas las ocasiones pero las ha habido. Y ¡oye! No le ha pasado nada! 😉

6. Envolverle en mil mantas.

Supongo que ya, a estas alturas, todas sabréis que el exceso de calor en el bebé está relacionado con la muerte súbita y  con el riesgo de asfixia. Ojo con abrigarle demasiado mientras duerme.

7. Velar su sueño.

Mantener toda la casa en silencio mientras duerme el bebé es un error. En los cursos de preparación al parto nos dijeron que era bueno que el niño de día se acostumbrara a dormir con luz y ruido. Y así lo hicimos. De hecho, Álvaro se acostumbró tanto a dormir con ruido que, con tan sólo 3 meses, estuvo en la boda de mi amiga Natalia con los bafles a dos metros de su cochecito y ¿el? Dormido plácidamente.

8. Ir a Urgencias a la primera de cambio.

Nosotros, en ese aspecto, creo que no somos de ir a Urgencias a la primera de cambio. Somos más de esperar a que le vea la pediatra. He de decir que no nos hemos encontrado en situaciones de alarma aunque para ello hicimos un curso de primeros auxilios para bebés bastante completo. Cuando llegue la hora de la verdad no sé si sabré mantener la calma….

9. Respetar horarios de comida.

Creo que en este punto no tenemos más remedio. Un bebé debe comer a demanda. Por lo menos así opina mi pediatra y  así lo hice yo.

Es cierto que suele ser cada 3h pero hay niños que comen cada 2h otros cada 4h. Podemos “engañarles” para que una determinada toma la hagan a otra hora distinta, como ya  comenté en el post de “Ingeniería del bebé” pero debemos respetar sus horarios y amoldarnos a ellos. Al fin y al cabo, dormir y comer, es lo único que hacen. Qué suerte, no? 😉


10. Llevarle a la peluquería.

Una advertencia para las que todavía estáis a tiempo: la costumbre de raparles la cabeza para que el pelo crezca más fuerte no tiene argumentos. Yo lo he oído en varias ocasiones. Por suerte no lo hicimos con Álvaro. Sí que le hemos cortado las puntas pero jamás rapado. El pelo se le fue cayendo solo y aun así, el que tiene ahora, sigue sin ser su pelo definitivo.

Hasta aquí la lista de los 10 errores más comunes que cometemos toda madre primeriza. Como he dicho antes, deberíamos hacer una lista más amplia, ¿no creéis?. ¿Cuáles han sido los vuestros?.

Por cierto, os dejo un vídeo que vi hace unos días y  que me encantó. El vídeo va en relación al primer error que se ha citado aquí. Se trata de un grupo de madres que se describen a sí mismas y, posteriormente, salen sus hijos describiéndolas a ellas. Emociona cantidad. Precioso. Sólo espero que Álvaro pueda decir algo así de mí algún día;-)

TRES premios para Mamá de un Survivor!

image

Llevo varios días queriendo escribir este post pero, entre unas cosas y otras, no he podido hacerlo hasta hoy. Quise haberlo hecho en el mismo momento en que me llegó el primer premio y mi sorpresa fue que en el tiempo que estuvo en “stand by”…. recibí nada más y nada menos que otros dos más!

En realidad se trata de un mismo premio: El Liebster Award pero me ha sido otorgado por 3 blogs distintos.

El primero en nominarme fue “La Sonrisa de Lu. ¡Podéis imaginar mi alegrón! Recuerdo que estaba en Bilbao pasando unos días de Navidad y se lo conté a mi marido emocionadísima. Mi blog, en menos de dos meses, había sido premiado! Me ha encantado descubrir a La sonrisa de Lu. Es una mamá que vive por y para su pequeña. Os animo a que la leáis.

El segundo premio me lo otorgó “La guinda de limón”. No conocía su blog pero ahora, os aseguro que será uno que frecuente mucho. ¡Tiene gran variedad de temas!

El tercero me ha llegado esta mañana de la mano de “Cocinillas, mami y más”. Este blog, casualmente, lo conocí ayer. De hecho, mirando blogs para nominar lo anoté como uno elegido porque su blog también me encantó. 😉

Las tres “mamis” son encantadoras. No hay más que leerlas. De todas he aprendido un poco.

Desde aquí, mil gracias por acordaros de Mama de un Survivor! De verdad que me ha hecho muchísima ilusión!.

Según las reglas del Premio, debo (a) contestar a 11 preguntas formuladas por el blog, en este caso blogs, que me han premiado, (b) nominar 11 nuevos blogs y (c) formular otras 11 preguntas. Así que…. ¡allá voy! Intentaré no “aburriros” con tanta respuesta y espero que de esta manera podáis conocerme un poquito más ;-).

(a)

Preguntas de La Sonrisa de Lu y La guinda de limón: (por suerte para vosotros, son las mismas ;-)):

  1. ¿Por qué ese nombre para el blog? Porque “survivor” fue como apodaron mi ginecólogo y mi marido a Álvaro en la semana 8 de embarazo al sobrevivir a una “casi” negligencia médica. Lo explico en la primera entrada de este blog. De ahí, “mama de un survivor” 😉
  2. ¿Cuánto tiempo inviertes en el blog diariamente? Depende del día. Si me entra la inspiración para escribir puedo pasarme entre 2h/3h. Si no, una hora al día viendo estadísticas y leyendo otros blogs que me gustan. Pero no pasa un día en que no navegue por este mundo bloguero.
  3. ¿Miras el blog antes de acostarte y al despertarte? Sí. Sobre todo al levantarme, mientras desayuno leo el blog.
  4. ¿Qué opinas de las redes sociales? Me parecen un gran avance aunque a veces “asusta” ya que crean dependencia 😉
  5. Si pudieras tomarte un café con la persona que eligieras ¿Quien sería? El Papa Francisco I. De hecho, estando embaraza ya soñé que tomaba un café con él. Me parece una persona magnífica.
  6. ¿Qué opinas sobre que los bebes se críen con mascotas? Depende de la mascota. Ya adelanto que en casa jamás tendremos un perro. Y no porque no me gusten sino porque, desde pequeñita, me han dado miedo ;-).
  7. Un deseo… Que a mis chicos nunca les pase nada. Hay que ver cómo crece este sentimiento de preocupación cuando te conviertes en madre.
  8. Si tuvieras el poder de cambiar lo que quisieras ¿Qué cambiarías? Uf, muchas cosas.
  9. ¿Qué esperas de tu blog? Que sirva de guía, aporte algo a quien me lee y, con él, conocer a más madres blogueras.
  10. El momento de tu vida… El tercer pujo: la cabecita de Álvaro y mi marido a mi lado. Sigue emocionándome….
  11. Nunca más….. Intentaré hacerlo yo todo sola.

Y seguimos con más preguntas:

Preguntas de Cocinillas, mami y más:

  1. ¿Qué significa para ti tu Blog? Me encanta escribir así que mi blog es la expresión en palabras de este momento tan maravilloso que estoy viviendo.
  2. ¿Cuándo decidiste crearlo? Cuando mi hijo tenía 6 meses. En realidad me lo planteé ya en el embarazo pero no ha sido hasta hace apenas dos meses que me “aventuré”.
  3. Tu libro preferido: La sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón.
  4. Una comida: Desde pequeñita: Canelones!!!
  5. Un viaje por hacer. Volver a New York pero esta vez en Navidad. Me enamoré de esa ciudad.
  6. En qué te inspiras para escribir los posts. En mi pequeño, sobretodo, pero también en el día a día y en todo lo relacionado con la maternidad que, creo, puede interesar a otras madres.
  7. Alguna curiosidad sobre tu Blog: mmmm….no me viene nada a la cabeza así que, tristemente, será un “no”.
  8. Que te aporta el Blog. Ganas de seguir escribiendo.
  9. Como elegiste su nombre. Me remito a la primera tanda de preguntas por no repetir 😉
  10. Un imprescindible en tu vida: Mis chicos y mis tacones 😉
  11. Una canción: “Only Time”, de Enya.

(b)

Terminé, por fin, con las preguntas y ahora me toca nominar.

And the Liebster goes to:

  1. Voy a mil
  2. La Gansa Rosa
  3. Mamá al habla
  4. Mi lunita y yo
  5. Alma de madre
  6. Cocinillas, mami y más
  7. Wiki mamás
  8. Sweet Valentina

(c)

Y, por ÚLTIMO, llegan mis preguntas para todos los nominados:

  1. ¿Por qué ese nombre para el blog?
  2. ¿Cuáles son los temas que más te interesa leer en blogs que sigues?
  3. ¿Cuánto inviertes en el blog diariamente?
  4. Un deseo….
  5. ¿Qué te llevó a crear el blog?
  6. ¿El mejor momento de tu vida?
  7. ¿Qué es lo que más te gusta de ser madre?
  8. ¿Y lo que menos?
  9. ¿Cómo definirías tu vida?
  10. ¿Cómo te ves de aquí a 5 años?
  11. Nunca más….

¡¡Enhorabuena a todos y seguid escribiendo!!!

liebster awards

Se acabaron las Navidades…….

Como ya adelanté en el post de “Unas Navidades más que mágicas” hoy puedo asegurar que, sin duda, han sido las mejores Navidades de toda mi vida y, por supuesto, las más mágicas.

Álvaro las ha vivido a su manera pero las ha vivido. Y yo creo que con muchísima ilusión. No había más que ver su carita y esos ojos iluminados.

Además, el hecho de haber pasado las vacaciones con la familia entre Bilbao y Lleida, y acostumbrado a estar “sólo” en Madrid, creo que en tan sólo dos semanas ha espabilado una barbaridad. Supongo que en parte tienen que ver sus abuelos, tías y primos quienes se han divertido con él que ha dado gusto. En ocasiones hasta le han sobre estimulado. Tenía canguros por todas partes. 😉

Sin embargo, a la Cabalgata de Reyes poco caso le hizo. De hecho parecía que le entretenía más la gente que había alrededor que las propias carrozas. Eso sí, bailamos al son del”musicón” de cada carroza, saludamos a todos los integrantes de las mismas y, por supuesto, gritamos el nombre de todos los Reyes Magos a medida que iban pasando acompañado de saludos exagerados para que nos vieran. Sí, lo reconozco, me transformé. 😉

image

Y qué deciros de la mañana de Reyes. Ha sido sencillamente genial. ¿El toque de queda? A las 9:30h y de ahí hemos ido directos al comedor.

Álvaro abría los regalos como loco y con una sonrisa en la cara increíble. Sé que no se entera de nada, que no sabe que han sido los Reyes, que ni siquiera debe saber que son regalos pero creedme, quitaba el papel con una rapidez e ilusión que yo me partía. Los Reyes se han portado fenomenal con él.

image

Hemos estado jugando tan a gusto que poco más y le dejamos en ayunas pues no ha sido hasta las 11h que le hemos dado de desayunar.

Con mamá también se han portado fenomenal! Uno de los regalos ha sido un iPad Mini para poder gestionar el blog!!! Qué ilusión ¿verdad?. Parece que SSMM también leen este blog 😉 De hecho, lo estoy estrenando ahora mismo con esta entrada.

image

En fin, espero que hayáis pasado una mágica mañana de Reyes y se hayan portado genial.

Con este post cierro la “temporada” y volvemos a la vida normal. Ya hemos quitado la decoración Navideña y mañana toca volver al trabajo.

Mucho ánimo con este trimestre que empieza de mucho frío y sin puentes. 😉

image

¡Ya vienen los Reyes!

Qué deciros de esta noche…..¡ME ENCANTA!

Cuando era pequeña, era la encargada de ir moviendo los 3 Reyes Magos hacia el Belén. Me encantaba mi “encargo” pues estaba ansiosa por la noche de Reyes y el hecho de ir moviéndolos cada día aunque solo fuera un milímetro, hacía que los días 5 y 6 de enero llegaran más rápidos. Ahora que soy mayor, evidentemente disfruto de todos los días de Navidad, no sólo del día de Reyes. 😉

Hoy quiero compartir con vosotros una historia que me ha encantado. La leí hace unos días y me pareció tan bonita que aquí os la dejo.

La historia la he cogido “prestada” de Papás e hijos 2.0. aunque días después también la vi en el blog Mamá puede.

Espero que os guste. Yo, desde luego, la tendré guardada para cuando mi hijo me haga la tan temida pregunta: ¿Quiénes son los Reyes Magos?

“Apenas su padre se había sentado al llegar a casa, dispuesto a escuchar como todos los días lo que su hija le contaba de sus actividades en el colegio, cuando ésta en voz algo baja, como con miedo, le dijo:

– ¿Papá?

– Sí, hija, cuéntame

– Oye, quiero… que me digas la verdad

– Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido

– Es que… -titubeó Blanca

– Dime, hija, dime.

– Papá, ¿existen los Reyes Magos?

 

El padre de Blanca se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

 

– Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta de Blanca le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:

– ¿Y tú qué crees, hija?

– Yo no se, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso….

– Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero…

– ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!

– No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Blanca .

– Entonces no lo entiendo. papá.

– Siéntate, Blanquita, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Blanca se sentó entre sus padres ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

– Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el bebé parecía tan contento y feliz, que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:

– ¡Es maravilloso hacer tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.

– ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo.

Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:

– Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

 Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:

 – Sois muy buenos, queridos Reyes Magos, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿Qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños?

– ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.

– No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.

– ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes Magos con cara de sorpresa y admiración.

– Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.

– Sí, claro, eso es fundamental – asistieron los tres Reyes.

– Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?

– Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.

– Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?

Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:

– Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.

Cuando el padre de Blanca hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:

– Ahora sí que lo entiendo todo papá.. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.

 Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.”

Con esta bonita historia os deseo a todos que tengáis una noche y una mañana de Reyes muy mágica.

Nosotros, como cada 5 de enero, iremos a la Cabalgata de Reyes (este año  con un “invitado” más), colocaremos los zapatos debajo del árbol,  pondremos la bandeja de turrones y 3 copas de Cava para los RRMM y un barril con agua para los camellos, dormiremos poco y con nerviosesperaremos a que amanezca (o cuando Álvaro decida que ya es hora de levantarse) para ir al salón y ver qué regalitos nos han dejado los Reyes Magos. 😉

reyes magos