Los errores más comunes que puede cometer una madre primeriza.

errores de una madre primeriza

Hace unos días leía un artículo sobre los diez errores típicos que comete una madre primeriza y, a medida que iba leyendo, no podía sentirme más identificada. En parte sentí alivio. No era la única que había “caído” en esos errores y, por lo visto…¡son muy comunes!.

Sin embargo creo, sinceramente, que esa lista debería ser completada por toda madre ya que hay otros muchos “errores” por ahí y reconforta saber que de los 1000 que cometes, 999 son típicos y comunes.

Entiéndase por “error” no como tal sino como una situación digamos que mejorable.

Todos son errores típicos. Errores de los que ya habíamos oído hablar o, incluso, sobre los que ya habíamos leído. Errores que, seguro, habremos visto “cometer” a nuestras hermanas y/o amigas y, aun así, son errores que seguimos cometiendo.

Ahí van:

1. Dudar de tu capacidad como madre.

Seguro que todas, o casi todas, en algún momento de nuestra vida y sobre todo cuando llevaste a ese pequeñín dentro de ti, nos hemos preguntado: ¿Seré buena madre?

Yo sigo preguntándoselo a mi marido: ¿soy buena madre? ¿Crees que  Álvaro me verá como una buena madre?. A lo que él contesta: “Por supuesto que sí. Eres la mejor del mundo y la más maravillosa”. También, qué va a decir el, no?. 😉

Ser madre es algo innato. Toda mujer, salvo excepciones, sabe ser una buena madre. Creedme, el instinto nos lo dice todo. Bajo mi punto de vista la maternidad no es difícil. Es más fácil de cómo nos lo pintan en ocasiones. Y sí, sois buenísimas madres. Como dije en otro post: las mejores a los ojos de vuestros hijos.

2. Dejarte aconsejar.

En efecto. Creo, sinceramente, que debemos pedir consejo a quien creamos que pueda dárnoslo, meditarlo y aplicárnoslo a nosotros. Pero no agobiarnos por no ponerlo en práctica. Y, sobretodo, cualquier duda “seria” que tengáis: al pediatra.

Las amigas que están en tu misma situación suelen ser buenas consejeras.

En mi caso, por ejemplo, tenemos un grupo de Whatsapp con mis amigas de la Universidad de Navarra que ya son mamis. Algunas veteranas otras más novatas como es mi caso. He de decir que es un grupo súper práctico. Quien tiene dudas las expone y el resto, ya somos 5, explica su experiencia. El grupo se llama: Pregnants, Mums & Maite.  Evidentemente Maite es la más veterana de todas. 😉

3. Mantener a tu bebé en una burbuja.

¿Conocéis la película “El padre de la novia: Ahora también abuelo”? Es una de mis favoritas junto con la primera parte. Hay una escena en la que el hermano pequeño de Annie, que acaba de ser madre, sostiene a su nuevo sobrino en brazos. En cuanto éste se dispone a cogerle los padres del pequeño, sincronizados a la vez, le gritan: “Cuidado con la cabeza!!!”.

¿Quién no se ha visto en esa situación? Recuerdo que mi madre, que estuvo unos días en casa cuando nació Álvaro para echarnos una mano, tuvo que recordarme en más de una ocasión: “Cariño, he criado a 6 hijas”.

En resumen, está bien que protejamos a nuestros bebés pero no nos convirtamos en unos histéricos, por favor.

Vuelve_el_padre_de_la_novia_Ahora_tambien_abuelo-499110142-main

4. Extremar la higiene.

¿Quién no ha esterilizado todo o casi todo? Yo he sido, y soy, de esterilizar cada día los biberones pero ¿el resto? Intento que esté lo más limpio posible pero no voy a volverme una paranoica de la limpieza. Además, en breve empezará a gatear y habrá días que lo haga por alguna superficie por la que no haya pasado el mayordomo de Don Limpio. ¿Qué pasará entonces? Pues Vitamina M para el cuerpo (lo pilláis, no?).

También dicen que todo esto se hace con el primero. Con el segundo, se supone, estás más “curtido”.

5. Bañarle a diario por sistema.

Yo soy de las que le baña todos los días. Ya forma parte del ritual “vamos a dormir”: baño, bibe y a dormir. Pero también reconozco que ha habido más de una ocasión que, por llegar tarde de viaje o, sencillamente, porque Álvaro quería cenar pronto y dormir, no le hemos bañado. Han sido pocas las ocasiones pero las ha habido. Y ¡oye! No le ha pasado nada! 😉

6. Envolverle en mil mantas.

Supongo que ya, a estas alturas, todas sabréis que el exceso de calor en el bebé está relacionado con la muerte súbita y  con el riesgo de asfixia. Ojo con abrigarle demasiado mientras duerme.

7. Velar su sueño.

Mantener toda la casa en silencio mientras duerme el bebé es un error. En los cursos de preparación al parto nos dijeron que era bueno que el niño de día se acostumbrara a dormir con luz y ruido. Y así lo hicimos. De hecho, Álvaro se acostumbró tanto a dormir con ruido que, con tan sólo 3 meses, estuvo en la boda de mi amiga Natalia con los bafles a dos metros de su cochecito y ¿el? Dormido plácidamente.

8. Ir a Urgencias a la primera de cambio.

Nosotros, en ese aspecto, creo que no somos de ir a Urgencias a la primera de cambio. Somos más de esperar a que le vea la pediatra. He de decir que no nos hemos encontrado en situaciones de alarma aunque para ello hicimos un curso de primeros auxilios para bebés bastante completo. Cuando llegue la hora de la verdad no sé si sabré mantener la calma….

9. Respetar horarios de comida.

Creo que en este punto no tenemos más remedio. Un bebé debe comer a demanda. Por lo menos así opina mi pediatra y  así lo hice yo.

Es cierto que suele ser cada 3h pero hay niños que comen cada 2h otros cada 4h. Podemos “engañarles” para que una determinada toma la hagan a otra hora distinta, como ya  comenté en el post de “Ingeniería del bebé” pero debemos respetar sus horarios y amoldarnos a ellos. Al fin y al cabo, dormir y comer, es lo único que hacen. Qué suerte, no? 😉


10. Llevarle a la peluquería.

Una advertencia para las que todavía estáis a tiempo: la costumbre de raparles la cabeza para que el pelo crezca más fuerte no tiene argumentos. Yo lo he oído en varias ocasiones. Por suerte no lo hicimos con Álvaro. Sí que le hemos cortado las puntas pero jamás rapado. El pelo se le fue cayendo solo y aun así, el que tiene ahora, sigue sin ser su pelo definitivo.

Hasta aquí la lista de los 10 errores más comunes que cometemos toda madre primeriza. Como he dicho antes, deberíamos hacer una lista más amplia, ¿no creéis?. ¿Cuáles han sido los vuestros?.

Por cierto, os dejo un vídeo que vi hace unos días y  que me encantó. El vídeo va en relación al primer error que se ha citado aquí. Se trata de un grupo de madres que se describen a sí mismas y, posteriormente, salen sus hijos describiéndolas a ellas. Emociona cantidad. Precioso. Sólo espero que Álvaro pueda decir algo así de mí algún día;-)

Anuncios

11 pensamientos en “Los errores más comunes que puede cometer una madre primeriza.

  1. Errores de madre primeriza? y yo que creo que voy a volver a caer en todos dentro de unos meses…
    Sólo me he salvado del último, la peluquería, ya tenía casi el año la primera vez que le cortamos el pelo.
    Yo creo que son inevitables, pero alivia saber que todas estamos igual.

  2. Mer me encanta el blog! Nosotros con Gonzalo, que tiene 21 meses, nunca habiamos ido a urgencias hasta hace algo mas de tres semanas que llevamos dos y casi fueron tres por “averias” brazos, brechas y golpetazos que se pega por ser un trasto! Ya te tocara! Jejeje, seguro que con el segundo volveriamos a cometer la mayoria de las “novatadas”. Un besito!

    • Mil gracias María!!! En vuestro caso es normal ir a Urgencias. Yo también iré con Álvaro seguro. Me refería a fiebres, dolores, etc pero ante una brecha no hay más remedio. Pobrecito, espero que Gonzalo esté mejor! Muchos besos!!

  3. Me está entrando complejo de porcachona porque la verdad es que lo de bañarla sistemáticamente no me lo he planteado nunca ¡y menos en invierno! Me gusta mucho lo del baño pero es verdad que en esta época y siendo mi bichilla tan pequeña, da no sé qué dejarla desnudita y meterla en remojo.

  4. Creo que cuenta mucho la preparación e información de la madre. Pero sobre todo, es el sentido común, y seguir nuestro instinto. Al comienzo es una fase de aprender a conocerse ambos, bebé y madre, y después, instinto maternal, y lo dicho anteriormente, el sentido común.
    besos especiales!

  5. Me he sentido muy identificada con algunos puntos!! Y es que que gran verdad que nuestro instinto es lo que vale 🙂 Por cierto… que bonito el video!! piel de gallina…. 🙂 ❤

    • Jaja. Yo creo que todas recaemos más de una vez en uno…. Yo ahora estoy aguantando para no ir a Urgencias a la primera de cambio ya que tengo al peque con 38,7 pero si no mejora, ahí que me planto….

      • jajajajaa claro mujer! no hemos de ser histéricas… nos hemos de aguantar…(lo digo con la boca pequeña) hasta que nuestra intuición nos dice basta! además… una mama no esta completa sino tiene una pizca de histerismo y dramatismo… jajajaja somos asi! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s