Obstrucción del conducto lagrimal.

image

Según he leído, el 20% de los bebés que nacen a término lo hacen con uno o ambos conductos lagrimales obstruidos.

Al principio es difícil determinar si lo que le pasa al bebé es eso o una mera conjuntivitis ya que el efecto es muy parecido: El ojo le llora y las lágrimas, en vez de drenar hacia la nariz a través de un pequeño conducto ubicado en las comisuras internas de sus ojos, vuelven a ellos donde, en ocasiones, provocan infección. 

Álvaro, por ejemplo, tiene ambos conductos lagrimales obstruidos parcialmente. Ya nos lo dijo la pediatra cuando le vio en su segunda visita al cumplir el mes. Nos recomendó realizarle unos masajes en los ojos 2 veces al día como mínimo ya que, normalmente, suelen abrirse solos.

No obstante, cuando cumplió los 3 meses, tenía los ojos tan mal que mandó que le hicieran un cultivo para descartar infección y nos recetó unas gotas con antibiótico. El cultivo dio negativo así que continuamos con los masajes diarios sobre la piel cercana a la comisura que está próxima a la nariz.

¿Cómo se realiza el masaje?

Ante todo, y para prevenir cualquier infección, el dedo con el que vais a hacer el masaje debe estar limpio. En nuestro caso, nos poníamos guantes de látex ya que, por muy limpias que tengas las manos, puede haber algo que le infecte y le empeore, todavía más, la zona.

Con el dedo índice o el pulgar, y echando una gotita de suero, ejercéis presión en forma suave, empujando hacia arriba y luego hacia abajo en la zona del lagrimal para ayudar a que se abra la membrana y quede despejado el conducto. Lo ideal es unos 10 segundos en cada ojo. Dado que dicho masaje provocará más lágrima, hay que tener a mano una gasa estéril(una por cada ojo), para limpiarle la zona.

image

Álvaro respondió muy bien a estos masajes en el sentido de no sentir molestia. De hecho, me atrevería a decir que le gustaban ya que cada vez que me veía ponerme el guante de látex y coger el suero, él cerraba el ojito y se dejaba masajear sin queja alguna.

Han pasado, casi, 10 meses y dado que los ojos de Álvaro, aun estando mucho mejor, siguen “llorosos”, fuimos a visitar a una Oftalmóloga recomendada por nuestra Pediatra la cual nos confirmó que ambos conductos siguen, parcialmente, obstruidos. El izquierdo más que el derecho.

¿Solución?

Esperar a que cumpla un año y si no mejora, se tendrá que someter a una intervención quirúrgica conocida como “sondaje lagrimal” que consiste en introducir una varilla de plata maleable a través del conducto para vencer la obstrucción.

En dicha intervención tendrán que dormir a Álvaro para inmovilizarle.

En fin, espero no tener que llegar a eso. Tenemos cita en Abril. A ver si para entonces mejora.Ya os contaré.

Parece mentira con esos ojazos azules tan preciosos que tiene…..;-)

Anuncios

12 pensamientos en “Obstrucción del conducto lagrimal.

  1. Esperemos que no tengan que intervenirle; aunque sea una operación sencilla, no deja de ser algo incómodo y, además, son tan pequeños… Bueno, aún tenéis un par de meses, a ver si va ahora mejor!!!

  2. Mucho animo y suerte!!! ya verás como todo saldrá bien y no hay que operarle!!! Que como tu dices el ni se enterara pero solo de pensar que tan pequeñin y hay que operarle y entra una pena!!!! Rezaremos!!!

  3. No tenía ni idea que esto pasaba, vamos, más bien, pensaba que se arreglaba solito. Espero que no tengáis que llegar a operaciones.
    Besos especiales!

  4. Jo espero que se le cure solito antes de Abril.
    Pero si que he visto que es bastante común conozco a varios niños que les ha pasado, pero claro, no lo sabes hasta que no eres madre, antes de estas cosas ni te enteras.

    Nosotros también tuvimos que darle algún masajito los primeros días pero se le pasó enseguida. Recuerdo una anécdota que me cayó el alma a los pies, se despertó el peque pero un ojo se le había cerrado y no podía abrirlo por el moco y mi sobrina dijo “mira, Leo ya sabe guiñar”, jo… que mal me sentí, y la pobre no lo dijo ni con mala intención ni nada, dijo lo primero que le vino a la cabeza.

    • Pobrecito. Álvaro se despertó un día igual. Tenía el ojo como el de la peli de Hitch cuando le sale la alergia. Cerrado e hinchado. Yo me asusté. Luego le limpié con suero y volvió a estar normal. Menudo susto ;-).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s