Secuestros de niños

image
El otro día leía una noticia tremendamente alarmante sobre el intento de secuestro, aquí en Madrid y a plena luz del día, de un niño de 3 años. El supuesto secuestrador era un chico menor de edad, 17 años para ser exactos, que arrebató el hijo a una madre que lo llevaba sujeto de la mano y echó a correr con él en brazos.

Gracias a Dios todo quedó en un “intento de” pues una camarera de un bar próximo, viendo el suceso y al pasar frente a ella, agarró con fuerza al niño de los brazos del secuestrador.

El primer pensamiento que me vino a la cabeza fue pensar “…….”(léase un gran insulto). Y es que, desde que soy madre, cada vez que oigo sucesos relacionadas con niños, irremediablemente me invade un “¿Y si le hubiera pasado a Álvaro?“.

Esto me hace pensar en cómo está cambiando el mundo (a peor). Cuando era niña salía sola a la calle, iba al parque o, incluso, salía con la bici sin rumbo fijo con mis amigas.

¿Hoy en día? Hoy en día es impensable. Por lo menos en las grandes ciudades en las que resulta cada vez más arriesgado dejar a un niño de 5 años ir solo por la calle aunque sea ir a por el pan.

Yo, reconozco, siempre he sido muy miedica. Y ahora se lo estoy transmitiendo a mis hermanas pequeñas. Las pobres están hartas de la misma pregunta que les hago cuando vuelven tarde a casa: ¿Quién te acompaña?.

Pero es que, desgraciadamente, cada vez son más las noticias que salen relacionadas con atracos, violaciones y secuestros de niños. Además, ahora con la crisis, se han puesto muy de moda los “secuestros express“. ¿Dónde vamos a llegar?. Yo, desde luego, y poniéndome a lo Belén Esteban, “por mi hijo, mato“.

Espero que ninguno de nosotros tengamos que pasar por una situación similar. Mientras tanto, y como vale más prevenir que curar, aquí os dejo algunas recomendaciones que he visto por Internet aunque, como en todo, pueden ayudar pero no siempre evitar:

1) Colocar tarjetas de identificación en las mochilas de nuestros hijos con instrucciones de cómo contactar con los padres.

2) Enseñar a nuestros hijos a gritar para pedir ayuda cuando se sientan amenazados.

3) Prestar atención al comportamiento de nuestros hijos y a la actitud que tiene hacia alguna persona en particular. Por algo será.

4) Enseñar a nuestros hijos que jamás abran la puerta de casa.

5) Enseñarles que nunca hay que dar información personal por teléfono o por Internet tal como si están solos o la dirección exacta.

6) No ponerle al niño ropa o accesorios llamativos con su nombre ya que esto permitiría al secuestrador acercarse con más confianza al niño.

7) Enseñarles a nuestros hijos a que no se escondan si alguien les está siguiendo. Que pidan ayuda o entren en algún establecimiento.

8) Si vemos que un adulto está prestando demasiada atención a nuestro hijo, averiguar qué intenciones tiene.

9) Nunca, bajo ningún concepto, dejar al niño sólo. Sobretodo en los Centros Comerciales o lugares concurridos, llevarles siempre de la mano. He leído incluso llevarles con una correa. Esto último me parece demasiado pero cada cuál que haga lo que más crea. Y si no, mirad que bien les fue a Cameron y Mitchel (Modern Family) con Lily en Disney World. 😉

Aprovecho la ocasión para hacer un llamamiento a las casas que fabrican cochecitos de bebés. ¿Porqué el cuco no lleva absolutamente nada de arneses o protección similar? A la mínima que nos descuidamos, es facilísimo coger al bebé y llevárselo.

No digo con esto que empecemos a actuar cual madres histéricas. Nada más lejos de mi intención pero sí que procuremos ser más fuertes y listos que esos “indeseables” con cero compasión capaces de provocar la que, sin duda, sería una gran desgracia familiar.

Si se os ocurren más consejos, son más que bienvenidos! 😉

Anuncios

15 pensamientos en “Secuestros de niños

  1. El sexto es importante ya que muchas veces queremos llevar cosas personalizadas y cdo es un bebé no pasa nada pero es un error xa mochilas de guarderia o cole. La verdad es q todo asusta un poco pero es cierto q no podemos vivir pensándolo, llegará una edad en la q sino no podrán hacer nada. En cualq caso, no es lo mismo Madrid q Gijón, entiendo q alli en principio hay más peligros y tenéis q estar más al loro, aunq chifletas hay en todas partes.

    • Me ha encantado lo de chifletas ;-). Yo tengo la bolsa del cochecito de Álvaro con su nombre. Este finde, en una boda, mucha gente que no nos conocía le decían: Adiós Álvaro. Y él saludaba alegremente. Estoy planteándome cambiar esa bolsa. Me da a mi que mi hijo se va con cualquiera 🙂

  2. La verdad es que es terrible sólo de pensarlo! Yo también soy muy miedosa, me he ido haciendo con los años y ahora hay veces que me obsesiono.
    Lo de la ropa y accesorios toda la razón, y no me había parado a pensarlo.
    Sobre los cucos, el mío tiene unos cinturones iguales que los de las sillas, pero nunca los pongo por que tendría que romper las sábanas y el saquito.

      • No sé que le pasa a este ortdenador, cuando quiere sube la respuesta, y cuando no, se la come.
        Decía que me parece horrible que sigan pasando este tipo de situaciones, no entiendo como hay gente que quiera llevarse a un niño.
        Y que al leer la noticia, es eso, pensamos en nuestros propios hijos, deseamos que no les pase nada.
        Tus recomendaciones me las apunto, porque eso de gritar en situación de alerta no se lo había dicho a mis hijas.
        Besos especiales.

  3. Yo en esto me tengo que esmerar porque la gente no hace más que decirme que soy muy confiada: entro en una tienda y aparco el carro con la bichilla dentro en cualquier sitio para no molestar, mientras voy comprando y le echo un ojito de vez en cuando. O me voy a supermercado y mientras cojo y peso las verduras también dejo el carrito sin vigilancia. Pero luego leo estas cosas y me sabe mal ser tan descuidada en este aspecto, porque supongo que nunca crees que algo así te puede pasar a ti.

  4. Uf, yo también soy una miedica de cuidado, ¡y con la peque más! Me cuesta muchísimo separarme de ella aunque sea un metro… ahora que empieza a querer jugar y a ir a su aire, yo estoy todo el rato acojonaílla… Es que no se me ocurre nada peor que que le pase algo malo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s