Niños pegones y padres pasotas.

IMG_0268

Recuerdo, hará un año aproximadamente, cómo María, autora del blog “MamaPuede”, publicaba una entrada haciendo referencia, precisamente, a la actitud de ciertos padres para con sus hijos en lugares públicos. Una materia de la que yo en su día poco podía opinar pues, con Álvaro siendo un bebé, apenas frecuentaba los parques infantiles.

Sin embargo, digamos que ya he adquirido la experiencia suficiente como para poder dar mi opinión en ciertos aspectos. Y es que, desde que Álvaro empezó a andar, han sido muchos los parques (y zonas infantiles) en los que se ha divertido.

Experiencia, por otro lado, algo desagradable y basada en cómo lidiar con niños pegones y padres que, aun en presencia del suceso, ni se inmutan. A veces pienso que lo hacen a propósito (los padres) pues, desgraciadamente, gente “maleducada” hay en todas partes.

Yo creo que todo niño, sin ser consciente, pega en algún momento (o varios) de su infancia. ¡Lógico! Están aprendiendo a defenderse. Además es algo de lo que no hay que darle mucha importancia.

Sin embargo, de ahí a que sus propios padres, aquellos que tienen que educarles e inculcar una buena conducta, no se molesten en corregirles o en llamarles la atención cuando a su hijo le da por “acariciar” a otro niño, me parece de muy mala educación. Y ya, cuando el niño que recibe el bofetón es tu hijo, y dentro de toda la diplomacia posible en un momento así, yo ahí ya no me corto un pelo.

Sin llegar a la vulgaridad de Belén Esteban, “yo, por mis hijos, mato”. 😉

Evidentemente cada caso es distinto. No es lo mismo un niño consciente de lo que hace que un bebé. Ni tampoco es lo mismo que un niño pegue y que sus padres en el momento le llamen la atención a que éstos no digan nada.

Hace dos semanas, aprovechando el tiempazo que teníamos en Madrid, tiempo más típico de un mes de Marzo de que un Enero, fuimos a pasar parte de la mañana del domingo a un parque que tenemos cerca de casa.

Y no fuimos los únicos que decidimos hacer ese plan. Todo el barrio estaba en la calle disfrutando del solazo y todos los parques estaban repletos de niños. Daba gusto.

A mi hijo le encantan los toboganes así que podéis imaginar dónde fue directo. Como estaba el parque abarrotado, había overbooking en las escaleras para subir. Pero es que, aun con el overbooking, había un niño arriba de unos 5 años que se dedicaba a pegar con un utensilio puntiagudo (no logré descifrar qué era) en toda cabeza de niño que subía. ¿Los padres? Sin inmutarse.

Cuando llegó mi hijo, gracias a Dios, no le pegó pero sí, haciéndole barrera y medio empujando, le soltó un: “Tú no puedes. Eres un bebé.” ¿Y los padres? seguían sin inmutarse así que amablemente levanté su mano diciéndole con sonrisa amable pero irónica: “Sí, claro que pasa. Este tobogán es para que jueguen todos los niños”. Y así, sin más, la “barrera” se abrió a todos los presentes.

Al poco rato, y en una especie de caseta en la que estaba jugando Álvaro, entró otro niño, de la misma edad que él y casualmente llamándose igual, que entre “juego y juego” le espetó un bofetón en la cabeza. A mí me entró la risa. Y ¿por qué? Os preguntaréis. Sencillamente porque era un bebé que no atendía a razones, que no lo hizo a mala fe y, además, su padre no tardó ni medio segundo en decirle que eso no se hacía.

Álvaro, que es un bonachón, lejos de ponerse a llorar se le quedó mirando sonriendo. Y es que, comentando con mi marido, la diferencia de tamaño entre ese niño y el nuestro, era abismal. Vamos, que si mi hijo “sopla” le tumba. Por eso nos hizo gracia que ese renacuajo le pegara.

En fin, soy consciente de que no será ni la primera ni la última vez en vivir una experiencia así. ¿Os habéis encontrado vosotros en situaciones similares? En ese caso, ¿qué hacéis?

Anuncios

33 pensamientos en “Niños pegones y padres pasotas.

  1. Pues yo me he visto en el otro lado.
    Ir con “X” y empezar a meterse con niños (de palabra, no pegando) y sus padres hablando con nosotros como si nada.
    Yo poniéndome nerviosa, y al final medio echándole la bronca con miedo a que pueda sentar mal a sus padres.
    Cuando alguna vez a estado a punto de meterse un padre, le han echado la bronca,…pero les cuesta.
    Y es que prefieren estar en el mundo adulto y pasar del niño.

    • De palabra ya es algo mejor que “pegar”. De todas formas yo opino que unos padres van al parque no a estar con otros padres, que también, si no a que tu hijo se divierta y siempre vigilandole. Entiendo que puede que no “te enteres” si estás con otros padres pero de ahí a ver como se porta y “pasar de el” por querer seguir en el mundo adulto…. No se….

      • Yo ya estoy acostumbrada. Me deberían pagar de canguro, por que en reuniones y todo al final soy yo la que le hace caso.
        Ahora el niño ya viene directo a mi, aunque poco a poco deja de ser bebe, y sino cambian los padres yo creo que habrá consecuencias a largo plazo

  2. Pues si, hace más o menos un año de aquello, de esa experiencia en el parque y unos meses después también publiqué una entrada sobre niños que pegan y tengo pendiente escribir otra sobre el mismo tema, es algo que me pone negra.
    Los niños son niños, pero para eso estamos los padres no? Para educarles, para decirle que no se pega, empuja, insulta o lo que toque en cada momento. Si no… Mal vamos!

  3. Yo con mis hijas soy pesadisima:deja a fulanito montarse en el columpio,hay que compartir,el tobogan es de todos..que por supuesto a veces me hacen caso y otras no,pero por mi que no quede.Pegonas no son,y si reciben alguna vez ,pienso igual que tu:depende de la actitud del padre o madre de turno,me lo tomo bien o me cabreo que puedo llegar a coger mania,no al niño,sino al padre o a la madre.Este prototipo de madre que tienen hijos que son autenticos balas y ellas se empeñan en decir que son perfectos,me ponen de los nervios.

    • Jaja. Yo a Alvaro, que nunca pega pero cuando ve un juguete que le gusta a por el que va, siempre le digo “Alvaro, no es tuyo. Dejaselo a fulanita/o” o cosas asi pero desgraciadamente hay padres con cierta actitud que ya rozan la mala educacion…..

    • Yo hago lo mismo, estoy muy pendiente de corregir a mi hija pero hay niños q su diversión es pegar e insultar, en nuestro caso mas de un niño y los padres son “coleguitas”. Me estoy planteando ir a otro sitio ya q estoy harta de apartar y defender a mi hija de esos niños. No se como llevar este asunto. Mi hija es muy inocente y es fácil asustarla y herirla.
      Es la ley de la jungla por lo veo …

  4. el tema del parque y de los lugares públicos es algo a estudiar detenidamente… se ve cada cosa! hace poco conté en mi blog la historia de la madre de un nene que viene a la piscina con nosotros… que impotencia más grande!!!!!

    • Pues ante la impotencia a actuar para dejarles en evidencia. En Navidad hubo otra niña “tonta” y su madre sin decir nada. Cogi y le dije a Alvaro con todo el descaro: “vamonos de aqui que esta niña no me cae bien”…. Mas de una vez hay que morderse la lengua para no tirar dardos pero me hubiera quedado mas agusto diciendole “niña tonta” 😉

  5. Siempre te encuentras en situaciones parecidas. Si los padres del niño en cuestión le llaman la atención ya no me meto aunque sí que vigilo pero si los padres pasan de todo, entonces sí que intervengo y le digo al niño que no pegue, aunque el mío también suele defenderse, entonces intervengo para que no haya pelea. A veces es complicado porque no quieres que tu hijo sea pegón pero sí que quieres que sepa defenderse.

    • Esa es otra! Si le pegan qué haces? Porque ahora son mas peques pero cuando sean mas mayores, les diremos que se defiendan? O que aguanten? Yo creo que es mas etico lo segundo pero mas humano lo primero…. Que dificil….

  6. Muchas veces… y algunos casos peores… en el cole de mi hijo hay un niño que es el “matón” del cole, del parque y… de donde este. Y yo no paso por ello, a mi hijo ni le pega ni le mandonea. Pues resulta que sus padres ni se inmutan.. delante de ellos llama tonto a un niño (tonto, tonto, tonto… la cantinela sin parar) y ellos ni caso y lo peor es que la madre del otro niño se calla porque son amigas (las madres) y no vaya a ser que se enfaden. Y al llegar al parque sigue el niño ahora con patadas (primero se asegura que no hay ningún adulto de los que llama la atención controlando y zasss) y las madres ni caso… que siga… Yo he optado por ir poco o nada… lo justito y si le pega delante mío le llamo la atención que ya tiene 6 años y sabe perfectamente lo que hace.
    Yo no les dejo a mis hijos pegar ni abusar pero tampoco que se lo hagan… y madres de esas… más de las que debería y de las que lo consienten (que abusen de su hijo) demasiadas también

    • Que fuerte lo que me cuentas! He flipado! Yo ahi no se como reaccionaria pero creo que le diria a la madre algo asi como que controle a su hijo. Que jeta! Me pone de mal humor…. En fin…. Animo!!!

      • Yo directamente no estoy en el grupo y vigilo… y como le toquen al mío.. arde troya.. al niño se lo digo bien… en plan… fulanito, no hace falta que pegues a mi hijo que él no te ha hecho nada y luego si quiere que la madre me diga algo…

  7. Pues la verdad es q las veces q alguien ha pegado a mis peques, x suerte, sus padres les han reñido y sino lo jan hecho, creo q es xq no lo han visto. La última vez fue el viernes pasado en el entrenamiento de Alfonso, lleguè tarde ( tenia q recoger antes a Rafa) y dos madres estaban consolando a Alfonso xq un compañero le habia dado un guantazo. El padre del niño me dijo q, si alguna vez pasaba de nuevo y él no lo veia (es un niño super inquieto y se le pierde la pista fácilmente), que yo misma le riñera. Y desde luego, si riño a mis hijos cdo se les va mano, no me corto un pelo cdo alguien pega a los míos y veo q sus padres no están cerca o no han visto la escena.

    • Exactamente haré igual. Y si se molestan por regañar a su hijo, haber estado ahí. Qué majo el padre de ese niño. Lo cierto es que gente así hay mucha, abundan los padres coherentes como nosotros pero cuando te toca un idiota de esos…..

  8. Aquí la matona es mi bichilla. Me dice mi madre que con lo que muerde y pega, si la llevase a la guardería me la devolverían el primer día. Lo que pasa es que ella suele arremeter contra los adultos, no contra otros niños. A ver qué hago para encarrilarla.

    • Jajaja. Pero ese no va a ser problema. Se te ve madre “con razocinio”. Que pegue o no pegue es lo de menos. Todos pegan. Pero si los padres lo consienten tanto ahi esta el error. En tu caso serias de los padres normales. Animo! Debe ser etapa pues mi hijo en verano me mordia (solo a mi) la rodilla cuando se enfadaba. Pero esa fase ya paso… Ya nos contaras ;-).

  9. No puedo dejar de opinar a pesar que no tengo la suficiente experiencia, tengo un bebé de 16 meses, y solo he pasado una vez incomodidad porque le peguen a mi hijo, y fue porque la persona negó frente a otras personas, que esto haya ocurrido , es decir, la mamá de este niño, negó que su hijo le haya pegado a mi hijo, ni siquiera pegado porque fue un empujon de esos mandados hacer, en fin hubo violencia, solo respiré, y decidí dejar a un lado la situación, es cierto, que hay que reflexionar la actitud correcta en estas situaciones, qué es lo mejor.

  10. Esto del pegar es tan poco controlable…pero como dices tu los padres hemos de estarles un poco detrás! La piccola es un poco pegona… más bien que pegona, es empujona, no se porque le da por ahi. Pero obviamente, no me quedo quieta y paso del tema, sino que se lo intento explicar cada vez con el tipo “hazle guapo!!! Guapoooo, guapoooo!” Parece quepoco a poco lo va pillando, peor ella va bastante a su grundi!
    Te imagino con tu sonrisa y tono de voz ironico con el niño mayor!! jajajaja Vaya que yo hubiera hecho lo mismo, si sus padres no estan para decirlo, entonces se lo tiene que decir algun otro adulto!! Petons

    • Jaja. Mi risa irónica fue más en plan “o te apartas o seré yo la que haga de mayor malote” ;-). Lo de la Piccola es absolutamente normal!! Si yo no digo que peguen o empujen. Ya digo que es normal. Si no que lo que odio es la actitud de sus padres que parece como que les gusta que su niño sea malote. Es que no puedo…. Mua!!

  11. Mi hija tiene 4 años y siempre frecuenta con las mismas amigas pero siempre hay una Q destaca la mandonas pegona y la mía no tiene mala y la madre no la dice na y yo ya estoy hasta el gorro y quiero decirle algo pero como en en eso momentos q ha la dichosa niña se le cruza el cable estas tan cabreada….. Q harías o q le dirías gracias

    • Mucho ánimo. Yo no sé qué haría. En casos similares (niños más pequeños) les digo algo directamente a los niños. Educadamente pero seria. Y si ves que así no te hacen caso, habla con su madre. Siempre educadamente pero que lo sepa. Mucho ánimo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s