Los celos tras la llegada del nuevo hermanito.





Sí, amigos. Hoy toca hablar de un tema de suma importancia. Sobretodo para aquellos que, como yo, van a ser padres por segunda vez. Y es que los que tenéis más de 2 hijos ya os considero todo unos expertos. 😉

Lamentablemente, en este post, no puedo hablar desde la experiencia pues no será hasta dentro de unas semanas que lo viva en persona. Rectifico: “vivamos” – no puedo olvidarme de mi marido pues es una pieza clave. Y, aunque sabemos (porque lo hemos visto en familias cercanas) que cada caso es distinto, tanto Diego como yo “nos estamos preparando mentalmente” para sacar lo mejor de Álvaro ante una situación, en la mayoría de los casos, inevitable.

Ya os conté, en los inicios de este blog, que quedé fascinada con la Escuela de Padres que impartía, entre otros, los Cursos de Preparación al Parto. Y es que, desde que me quedé embarazada de Álvaro, no hemos dejado de ir. Como su propia palabra indica, es una “Escuela de Padres” que ayuda desde los inicios (embarazo) hasta la adolescencia. 

Pues bien, en este segundo embarazo hemos acudido, entre otros, a una charla que impartía la pediatra de Álvaro – Directora del Centro – sobre “Los celos tras la llegada del nuevo hermanito”. 

Fue una charla que nos gustó muchísimo – como todas las que da ella – y, sobretodo, nos fuimos con una sensación de tranquilidad y con la certeza de saber que “lo vamos a hacer fenomenal”. I hope. 😉

Aun con todo, no os negaré que me entró una especie de sentimiento de pena hacia Álvaro. Y es que… ¡mi príncipe va a ser destronado! (Léase entre risas. No soy, en absoluto, una dramática en este tema. Entre otras cosas porque procedo de una familia numerosa de 6 hermanas, 3 de las cuales son menores que yo y no recuerdo situaciones dramáticas causadas por los celos. Al contrario. Los hermanos son el mejor regalo que unos padres pueden darte después de la vida).

Pero es que, además, es completamente normal que el hermanito se sienta “destronado” ante la llegada del nuevo bebé. Tienen miedo a perder el afecto y cariño de sus padres. Los celos son un sentimiento natural que todos los niños deben superar para alcanzar la madurez emocional. Y por nuestra parte, los padres, debemos saber gestionarlos con tranquilidad. Este último dato importante. Hay que ser comprensivos y, sobretodo, ayudar a que sean más llevaderos por nuestros peques. 

Dicen que la forma de manifestar los celos varía en cada niño pero lo normal es que sufran una regresión – vuelven a la etapa anterior de su desarrollo -, tengan ciertos cambios de conducta e, incluso, algunos pueden presentar somatizaciones – dolores de cabeza y/o tripa, vómitos, cansancio y hasta pérdida de pelo-.

Es cierto que depende, como todo en esta vida, de cuántos años tenga el hermano mayor. Así, la edad más conflictiva suele estar entre los 3 y los 6 años. En nuestro caso Álvaro no tendrá ni los 2 años cumplidos por lo que, esperemos, no sufra mucho.

Mi amiga Arancha, que acaba de ser mami por segunda vez, me contaba que su niña mayor (de apenas 19 meses) la miraba “triste” cuando ésta tenía a la bebé en brazos. Y mi amiga Carlota, cuando dio a luz del pequeño, estuvo varios días en los que el “hermano” mayor (15 meses) no le daba besos. Son reacciones completamente normales e, incluso, “light” – diría yo – en comparación con las que suelen darse. Pero supongo que, como madres – y en plena bajada de hormonas -, por muy “light” que sea la reacción de nuestros peques, duele mucho.

Dicho esto, he intentado recopilar algunos “consejos” de la charla para aquellos que, como yo, vayáis a ser padres de nuevo o lo hayáis sido hace poquito. Espero que os ayude.

Ahí van algunos:

1) Escucharles con atención.

2) Prepararles para la llegada del nuevo hermanito.

3) Mostrarle fotos de cuando él/ella eran recién nacidos.

4) Hablarle de todas las cosas positivas que entraña tener un nuevo hermanito y obviar las negativas.

5) Hacerle partícipe de todas las etapas del embarazo.

6) Intentad que la llegada del nuevo hermanito no coincida con ninguna otra novedad en su vida. Aquí he de hacer un inciso. Y es que la pediatra nos puso de ejemplo “no cambiarle de habitación”. Sin embargo, nuestro caso es más grave: En un par de semanitas…¡Cambiamos de casa y barrio! Se lo comentamos y nos dijo que al ser tan chiquitín Álvaro, no era preocupante. Esperemos….  

7) La llegada del nuevo hermanito viene con un regalo para el mayor.

8) La visita al Hospital debe realizarse cada día. Cuando vaya a entrar en la habitación, no debe de haber – en ella – nadie más que los padres y el bebé. Eso sí, este último en su cuna – no en brazos – y la madre recibir al “primogénito” sola en la cama y con los brazos bien abiertos para abrazarle.

9) La llegada a casa tiene que ser del estilo: El papá con el bebé en su maxi-cosi y la madre, una vez más, con los brazos libres.

10) Una vez en casa, debemos procurar involucrarle, si quiere – dato importante. No forzar. -, en el cuidado del bebé.

11) No hacer nunca comparaciones entre hermanos. Algo, por otro lado, evidente.

12) Abrazarle y besarle mucho.

13) Y, sobretodo, pasar cada día un momento A SOLAS – importante – con él. Ya sea leyendo un cuento, dando un paseo, mientras cena, etc.  Aunque sean 10 minutos. Ese tiempo es oro para nuestros hijos.

En fin, como veis, no nos han descubierto América. Todo son cosas de sentido común. Pero… ¿y lo bien que viene que algo tan evidente nos lo recuerden a pocas semanas de dar a luz? 

 ¿Algún consejo nuevo?

Ya os contaré nuestra experiencia. Deseadnos suerte! 😉



Anuncios

28 pensamientos en “Los celos tras la llegada del nuevo hermanito.

  1. En nuestro caso cuando nació Niña, Niño tenía 19 meses y la verdad es que no ha vivido ataques de celos como tal. Imagino que era muy pequeño, que aún no tenía plena conciencia de ser el único en casa y que dudo que tenga recuerdos en los que no esté presente su hermanita. Sí que es cierto que hizo regresión en algunos comportamientos, como por ejemplo, volvía a estar de nuevo todo el día enganchado al pecho (no se lo negaba hasta que no pude más y lo desteté), nunca usó chupete y estuvo unos meses que me lo pedía porque Niña también llevaba (tampoco se lo negué nunca y de repente un día ya no me lo volvió a pedir). Pero por lo demás pues intentamos integrar a Niña dentro de nuestra rutina con la mayor normalidad. Nunca le dijimos que no la tocara ni la besara (él era muy cuidadoso y siempre vigilaba de no hacerle daño) y seguimos prestándole atención como antes. Tampoco introdujimos más cambios y la verdad es que todo ha ido muy bien. Verás como tendréis una buena adaptación.

  2. Uffff, yo tengo master en celos!Mis hijas sólo se llevan 16 meses, y yo,ingenua de mí,pensaba:bah! la mayor no se enterará de nada.Sí,sí,ja,ja.Se enteraba de todo y supermimosa conmigo y con el papi,y siempre:”y a mí también”,”yo también quiero”,”ahora a mÏ”,”y yo mami”.Bueno,20000 expresiones de ese tipo.Ahora tienen tres y cuatro años y siguen igual,porque claro ahora la peque quiere hacer todo lo que hace la otra.Aunque,he de reconocer que la que “corta el bacalao” es la mayor,la peque es más conformadica.Besazossss

  3. Yo también lloré cuando me enteré que iba a ser mami por segunda vez y pensar lo poco que había “reinado” la mayor,pero eso es sólo al principio luego enseguida te cambia el chip,y piensas que es el mejor regalo que le puedes hacer a tu hijo.Creo que por muchos consejos que te den,todo va fluyendo y cada niño es un mundo.

  4. Mira, yo tengo 5 hermanos. De diferentes edades,unos me pillaron siendo pequeña y otros siendo mayor. Y puedo decirte que: he tenido celos de todos y cada uno de ellos jajaja.
    Sea por unas cosas o por otras a todos les tuve celos,pero les trataba bien.Osea nos peleábamos o me quejaba,pero no me dio por pegarles ni nada de eso. Yo creo que es inevitable, unos tendrán mas que otros,pero es normal que tengan algo de celos.
    Besos.

      • Jaja. Y a la familia también le sale caro tanta boda. Imagínate la mía que fue 1,5 mes antes que la de mi hermana Mónica y 20 días después de la de mi prima (que también tengo unos cuantos)…. Mi familia no sabía que hacer con tanto gasto de vestido, regalos, etc 😉

      • Tu hermana Mónica tiene un nombre realmente precioso..jajaja
        En mi casa estamos emparejados algunos,otros aún son pequeños, pero ninguno hemos pasado por el altar así que solo gastan en bautizos.

      • Uf mi hermana mayor acaba de cambiar de pareja (again),la que me sigue acaba de dejarlo también, y yo después de 11 años sin casar no creo que me case en breve jeje. De todos modos es general,somos mil primos y primas y creo que solo hay casados 3.

  5. Ya verás como Alvaro no tiene problema.

    Estoy escribiendo sobre ello en el blog, por capítulos porque me lío a escribir y no paro, “voy a ser hermano mayor” y es básicamente lo que comentas en el post, con tranquilidad y naturalidad se lleva todo mucho mejor!

  6. Jo muchísimo animo!!!!! mudanza y super embarazada…animo animo animo!! En mi caso tuve la mudanza después de dar a luz, Cova y Elena se llevan menos de año y medio y la verdad que no hubo celos, solo estuvo un poco rara y pedía mas brazos y atención los primeros días, cosa normal porque los bebes notan todos los cambios, pero en seguida se hizo. Lo peor fue la mudanza, que le costó más hacerse a la nueva casa, tuve que tener mucha paciencia y lo primero decorar su habitación como estaba en la otra casa y jugar mucho con ella en su , pero al final como todo se acaban haciendo!! así que animo y que vaya todo bien!! ya nos iras contando! un besote

  7. Cero agobios!!!! he pasado ya dos veces por esto y no ha habido celos de ningún tipo!! Ni Alfonso los tuvo cdo nació Rafa ni ahora los tienen de Gabriel. Es más, Álvaro no va a ser muy consciente, de verdad. Naturalidad y poco más! No sé porqué me da que los celos los sentirán cdo sean más mayores y vean que otro de sus hermanos hace algo distinto…

  8. Visto así parece fácil…pero por lo que he visto no lo es tanto. PEro esty segura que lo hareis fenomenal!! Ya nos irás contando!!! Imagino que todo es cuestión de adaptación para todos… y obviamente no podemos dejar al primogénito olvidado! Con eso y amor todo debería ir bien!
    Suerte con todo!!! Besos

  9. Animo guapa! Ya veras como va todo genial, en mi caso no hubo celos de ningún tipo e hicimos mas o menos lo que pones tu en el post, la hermanita le regalo una canasta y una pelotita de baloncesto y estaba encantado. Ahora que la peque ya tiene 8 meses se adoran! Los pongo juntos a ver dibujos y están agarraditos de la mano, ya no saben vivir el uno sin el otro! Os irá genial que sois unos padrazos! Un beso enorme!

  10. Me encantan los consejos!para mi mis hermanos sin dudarlo son el mejo regalo q me han dado mis padres! Soy la pequeña de 6 y lo pasamos pipa juntos! Nosotros de momento solo uno, y con esto de la lactancia veremos cuando llega el siguiente!estamos deseando q llegue pronto y poner en práctica tus buenos consejos!GRACIAS!A disfrutar con tus niños!

    • Muchas gracias bonita. Seguro que llega pronto. Aunque los consejos de este post no se dan todos. En nuestro caso Álvaro no tiene celos. Lo único que sí hace es ponerse el chupete pero por hacer la gracia porque ve a su hermana con él. Eso sí, no se lo quites que se enfada! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s