Con la lactancia materna: más apoyar y menos juzgar.

 

He de reconocer que he estado a puntito de no publicar este post. Creo que hay demasiada gente que juzga muy rápido y, lo que es más grave, sin conocimiento. Todo ello hace sentir peor a una madre que, al igual que todas, busca lo mejor para su bebé. 
Aun así, lo he hecho porque sé que hay muchas mujeres que pasan por mi misma situación y si este post puede animarlas – aunque sea un poquito- va por ellas. Faltan muchos ánimos ante una decisión así y sobran, no hace falta que lo diga, constantes reproches que – no se sabe por qué – llegan con una facilidad pasmosa hiriendo, sin necesidad alguna, la sensibilidad de una madre que lo que necesita en esos momentos es más apoyo que otra cosa.
Por el título del post, y lo que llevo escrito, supongo que ya habréis deducido a qué me refiero. La lactancia materna es el mejor alimento que puedes darle a tu bebé. Quiero que quede claro que yo no lo pondré en duda jamás. Soy tan consciente de ello que antes de dar a luz a Carlota, mi segunda hija, fui a clases de lactancia materna para que me enseñaran absolutamente todo lo que un profesional puede enseñar. Quería intentarlo de nuevo, sin traumas, sabiendo que ante “casi” cualquier problema que pudiera surgir, podría ponerle solución a tiempo. También contaba con el apoyo incondicional de mi marido. Un gran pilar.
Y es que lo intenté con todas mis fuerzas aun no teniéndolo nada fácil. Ya os conté que Carlota nació con un distrés pulmonar y se la llevaron inmediatamente a la incubadora donde estuvo prácticamente los 3 días de Hospital. Por tanto, no pudieron ponérmela al pecho tan pronto como hubiera deseado ni pude darle lactancia materna durante esos 3 días. Una de las razones, a parte de la obvia, es que se agotaba con facilidad pues sabréis perfectamente que a un bebé le cuesta más esfuerzo mamar del pecho que de un biberón. Durante mi estancia en el Hospital, iba cada 3 horas a la UCI de Neonatos a darle de comer. Ya que mi intención era darle lactancia materna exclusiva, me recomendaron ponérmela al pecho, si eso era lo que quería (¡y tanto que quería!) pero tan sólo 10 minutos para evitar más fatiga y alargar una estancia en la incubadora que podía evitarse. Tras esos 10 minutos en los que pude ver claramente – en cada toma – cómo mi hija se agotaba, pasábamos a darle un mini biberón. Y así los 3 días.
Aun con todo, aun no poniéndomela al pecho nada más nacer, y alimentarla a base de biberones, cuando nos dieron el alta (bajo supervisión) logramos establecer una lactancia buena. Yo estaba contenta y mi pediatra (la de mis hijos, vamos), prolactancia a más no poder, estaba sorprendida grátamente. 
Llegamos a casa y Carlota empezó a comer de maravilla. Al principio poco pero a medida que avanzaban los días empezó a coger el ritmo de su hermano. Otra glotona más teníamos en la familia. Sus roscas – roscas que gracias a Dios mantiene a día de hoy – no dejan lugar a duda. 😉
¿Cuánto duró mi lactancia? Un mes. Todo iba fenomenal hasta la 3 y 1/2 semanas de vida de mi hija. Empezó a rechazarme el pecho. A vomitar absolutamente todo. Su tripa se infló de gases. Estaba irritable de día y no quería comer. Le ofrecía el pecho. Pecho que cogía con mucha ansia. Ansia que le duraba dos segundos. Agarraba el pecho y lo soltaba histérica. Y así todas las tomas. Yo me sacaba la leche para dársela en biberón y tampoco quería. Le provocaba arcadas. Pasó de ser una niña comilona a no comer absolutamente nada. Y si llegaba a comer algo ese algo salía de su boca como un volcán en erupción. Todo, absolutamente todo, lo vomitaba. Y para colmo el dolor que debía tener en el estómago no le dejaba descansar bien de día. Mi niña, que cuando nació solo comía y dormía, empezó a probocar una situación un tanto preocupante. 
¿Causa? Intolerancia a la lactosa y/o alergia a la proteína de la leche de vaca. 
Resulta evidente que cuando vi que mi hija no comía NADA, decidí dejar la lactancia materna. Ahora estamos con leches hidrolizadas. Otra batalla, por cierto. Para los que no lo sepáis, la leche hidrolizada se receta precisamente a bebés con intolerancia a la lactosa y/o alergia a la proteína de la leche de vaca. Es una leche bastante asquerosa. Una leche que a prácticamente ningún niño gusta y menos si han probado la leche materna. Mi hija debe de pensar: ¿Pero qué narices me estás dando, mamá? ¿Dónde está esa leche rica que comía antes?. Pero ¿sabéis qué? Mi hija vuelve a comer y eso, para mí, es lo más importante. Ya no vomita. Los gases – probocados por la alergia – parece que van remitiendo. Rara vez se termina un biberón – porque le repugna – pero por lo menos ya no le provocan arcadas ni vómitos y come una cantidad decente (que ya es más de lo que comía antes). Cada día son más los biberones que se termina y sé – por experiencias de otras madres en mi misma situación – que en pocos días se habrá hecho a esta leche y la comerá sin problemas. Engordar sigue engordando. Ya pesa 4,7kg. 
¿Me ha costado dejar la lactancia materna? MUCHO. Reconozco que en la que fue su última toma lloré de pena pero ese mismo día supe que había hecho lo correcto. A las pruebas me remito.
En una sociedad en la que vivimos, donde la LM – a parte de ser el mejor alimento para el bebé – está de moda (¡Sí, Señores!. Hasta en esto hay modas) cada vez hay menos respeto hacia las decisiones – buenas todas – que toma una madre. Y digo “buenas todas” porque siempre – absolutamente siempre – hay una razón detrás. Razón en la que nadie debe meterse. 
¿Quién soy yo para reprochar a una madre que no haya querido / podido dar LM a su hijo? Y de la misma manera ¿Por qué he de juzgar a una madre que siga dando pecho a su hijo de 2 años? ¿No creeis que ya es hora de terminar con esta batalla absurda que lo único que hace es daño, mucho daño, a la madre?.
 
En esto de la maternidad cada uno lo hace lo mejor que puede. 
A todas esas madres que se sienten juzgadas alguna vez, les diré lo que mi hermana Mónica me repite TODOS LOS DÍAS: “¡Lo estás haciendo muy bien, mamá!”. Mi hermana, por cierto, que ha dado el pecho a su hija casi un año. ¡Sí señores! Y ha sido la que – lejos de juzgarme –  más me ha apoyado al dejar la lactancia materna. Es toda una madraza. ¿Por qué no podemos ser todas así?. 
Durante mi LM me metí en varios foros y vi comentarios bastante desafortunados. Madres que contaban sus experiencias, algunas verdaderamente traumáticas, y que aun con todo recibían comentarios del estilo a: “no lo has intentado lo suficiente” o “no debiste dejar la LM. Es la mejor”. Yo pensaba: ¿Qué parte de esa historia traumática no han entendido?. Pobre mujer. A veces es peor el remedio que la enfermedad. Y si mi hijo va a sufrir más por mi empeño en seguir dándole LM ¿qué clase de madre sería?.
Qué queréis que os diga. Me siento orgullosa de haberle dado lactancia materna hasta el mes. Y para nada me siento – ni debo sentirme – mala madre por no haber podido dársela más tiempo. Desde aquí, a todas esas madres que no hayan podido darles LM a sus hijos, un consejo: a palabras necias, oidos sordos. Sed felices con vuestros peques y disfrutad de cada biberón que le estáis dando. El apego madre-hijo se puede lograr de muchas otras maneras y el biberón es una de ellas.
Y a aquellas madres que sí pueden disfrutar de una LM, enhorabuena y seguid así. ¡Suerte la vuestra y la de vuestros pequeños!.

 

Anuncios

22 pensamientos en “Con la lactancia materna: más apoyar y menos juzgar.

  1. Sí, así estamos!!! Que a mí me parece muy bien que se ayude, que se informe, pero presionar jamás y se está haciendo…El otro día una madre en la guardería me contaba que había círculos en los que no contaba que daba el bibe a sus hijas desde que nacieron, que no quería dar pecho… hasta este punto hemos llegado??
    Creo que hoy en día ya todo el mundo tiene claro q la LM es el mejor alimento para un bebé! eso es algo que nadie puede rebatir! Tú lo intentaste y no pudo ser, nadie debe juzgarte a ti como tampoco nadie debe juzgar a las que no quieren intentarlo. Yo, al igual q en ningún caso negaría dar el pecho a mis hijos sus primeros meses de vida, reconozco q tampoco se lo daría como otras cosa que no fuera alimento, para eso prefiero los besos y abrazos… pero eso es algo personal en lo q nadie tiene derecho a meterse!!!
    Lo importante es que estén bien y sean felices, no hay nada más!

  2. Creo que es una batalla perdida… Yo hice un post parecido aunque yo si pude seguir con lactancia diferida, y tan contenta que estoy! Cada uno sabe lo que es mejor para su familia pero siempre habrá quién opine que no lo has intentado lo suficiente, que te ha faltado información… Que parece ser que somos unas ignorantes, pues mira lo seré pero y hablo ahora de mi caso, gracias a mi ignorancia Gonzalo recupero su peso, en tres meses ya no tenía peso de prematuro sino de niño nacido a término y es un niño feliz y que se siente querido.

    Además tu sumas un dato objetivo, la intolerancia.

    Ah y otra cosa que añadiría es que tampoco es lo mismo con un primero que con un segundo, por un lado ganas en experiencia pero por otro no tienes tiempo, quiero decir, que a lo mejor podrías quitarte de tu dieta la leche para poder seguir dandole el pecho, o lo que sea, pero es que también tienes otro niño que atender.

    Ya me quede a gusto!

    Y no te preocupes que lo estas haciendo muy bien, mamá

    • Muchísimas gracias!!!! Sí, me acuerdo de tu post y lo que te pasó con Gonzalo. Y que suerte que pudiste continuar! Muchas gracias por los ánimos! Se agradecen! ;-). Y sí, con un segundo no es lo mismo. Tengo otro al que atender y se merecen, los 2, una mamá feliz! Muchos besos!!

  3. De verdad que este tema todavía me causa dolor,y digo todavía porque mi niña pequeña tiene tres años y aún recuerdo lo mal que lo pasé.Mis dos hijas fueron prematuras (34 y 29 semanas)y lo de dar pecho se convirtió en algo casi imposible.No tenía practicamente leche,con la cesárea cuesta más que suba y siendo tan prematuras ni te cuento.Estaba muy muy depre y en una incubadora poco te pueden estimular.Me sentí muy presionada.Pensaba que no era ni madre.Hasta que una enfermera me dijoque ya bastaba,que había leches en el mercado buenísimas.Mercedes lo has hecho perfecto,bastante mal lo habrás pasado.Hay cada extremista por ahí…..Yo respeto hasta a la que yéndole todo genial no quiere dar pecho porque no le da la gana.Ser madre es otra cosa,es mucho más que eso.Lecciones no,gracias.Muchos besos guapetona.

    • Cuando publiqué este post pensé: “¿has hecho bien? La cantidad de comentarios que recibirás juzgándote gratuitamente!” Pero sabes qué, de momento sólo estoy recibiendo comentarios de ánimo! Muchísimas gracias!! En tu caso yo hubiera “pegado” a más de una. ¿No es suficientemente duro ya tener un bebé prematuro como para torturar más a la madre? Realmente hay gente que muy lista no es. Lo hiciste muy bien mamá! Y si no mira que preciosidad de niñas tienes! Sanotas y perfectas! Muchos besos y mil gracias por el comentario. Me hace sentir mejor!

  4. Bonitaaaaa!!! Pues vaya, pobre Carlota! Me alegro que hayáis dado con el problema y que hayas podido darle una solución! Ya sabes que yo soy muy pro lactancia (sobretodo en casos de ignorancia que los hay muchos) pero en situaciones como la tuya me quito el sombrero, porque has sabido hacer lo que una buena madre debe hacer! Reconocer el problema y ponerle una solución, siempre mirando por el bien estar de tu peque!! Espero que sigáis igual de bien y que siga creciendo muuuucho! Y tu estate tranquila, que como digo siempre yo: todo lo que se hace con amor, esta bien hecho! 😉
    Un besazo familia!

    • Ojalá todas las prolactancia materna fueran como mi hermana y tú. Hay que saber comprender a la gente y sus situaciones y en el caso de no comprender no juzgar pues no sabemos bien bien las razones. Pero hay gente que realmente hace mucho daño. Si no, ¿por qué una madre como yo tendría este sentimiento de “culpa”? Porque creo que en la mayoría de las situaciones no se comprende. Muchas gracias bonita! Se agradecen los ánimos!!! Muchos besos!!

  5. Que razón tienes, yo pude darle el pecho a mi hija durante un año, y a la que la niña tubo el primer diente solo hacia que oír comentarios: te tiene que doler cuando mama, que le vas a dar hasta que se le caigan los dientes
    No se porque la gente se cree con el derecho de juzgar a las demás madres, como tu bien dices cada una hace lo mejor para sus hijos y haga lo que haga siempre hay unas razones que no tienen por que saber nadie mas que ella y el bebe.

    Un abrazoo

    • Exacto. Pero eso si te fijas pasa con todo. Guardería-no guardería, colegio público-colegio privado, dejarle llorar-no dejarle llorar, y así un sinfin. Por cierto, enhorabuena a tí que pudiste darle pecho un año! Campeona!

  6. Te apoyo totalmente! No se es sólo madre por dar el pecho. Esto es un camino largo en el que lo importante es dar amor, cuidar y proteger, acompañar y disfrutar juntos independientemente de que les alimentemos con la teta o con un biberón

  7. Es que es una pena, entre nosotras somos las que más nos criticamos! Evidentemente toda mujer hace lo que cree lo mejor para sus hijos, y lo que deberíamos hacer las demás es apoyar y respetar. Pero bueno como dices, a palabras necias oídos sordos 😉

  8. Totalmente de acuerdo! cómo le gusta a la gente opinar sobre la vida de los demás! y en estos temas en los que todo es tan delicado y costoso para la madre. Hay que ser…(aquí va una lista larga y fea de adjetivos) para criticarte. Con lo que habrás pasado!
    Pero estoy de acuerdo contigo en lo de que la LM está muy de moda y se ha convertido en un dogma. Como madre de gemelos que practica la lactancia mixta porque no pudo ser de otra manera he oído de todo también, como si fuera una vaga o una delincuente por no darles únicamente leche materna, !qué más habría querido yo!
    Pero bueno, en la maternidad como en todo hay de todo en la viña del señor…
    Ánimos y felicidades por tu hija sana!

      • Siempre habrá gente que opine lo contrario pero es gente que o lo ha tenido todo demasiado fácil o aun teniéndolo difícil son mas “fuertes” en ese aspecto. Nosotras ya destacaremos en otros ;-). Y tú, con gemelos, más. Creeme que te admiro! Yo ni me hubiera planteado dar LM porque sé que con dos me hubiera estresado. Así que créetelo: eres una campeona!!! Gracias por leerme! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s