Ser madre, engancha.

  
¡Ya estamos de vuelta! En realidad llevamos ya una semanita al pié del cañón pero entre el comienzo de mi trabajo, reuniones varias en el cole, otras tantas enfermedades en casa y revisión pediátrica de Carlota, no he tenido ni un segundo. Así que, ante todo, pido disculpas por desaparecer más tiempo de lo normal. 😉

Gran parte de las vacaciones las hemos pasado en tierras Cántabras y he de decir que he vuelto enamorada. ¡Qué tierra, Señores! ¡Y qué gente!. 
He de reconocer que no las tenía todas conmigo. Normalmente optamos por otros destinos más calurosos pero este año mi marido tenía “morriña” por volver al que, durante varios años, fue su destino vacacional – pasó algunos veranos en Comillas, con los jesuítas -.
Yo era un poco reacia al destino por el tiempo. Ya el año pasado, tras estar varios días en Bilbao – en la semana grande (Aste Nagusia) -, tierra de mi marido, le dije que no volvía un Agosto. ¿14 grados? ¿Pero qué verano era ese?. Así que podéis imaginar el “temor” que tenía este año pues con el tiempo, en el norte, ya se sabe. ;-).
Sin embargo, tras pasar el peor Julio de mi vida – en cuanto a calor me refiero – no hizo falta mucho esfuerzo para convencerme. Así que para allí que nos fuimos.
Mi opinión ha cambiado. Adoro el tiempo del norte. Una media de 23 graditos. Lo suficiente como para ir a la playa o comer en una terracita, al sol, sin achicharrarse. ¡Qué suerte tienen!.
Y con ese tiempo que teníamos daba gusto hacer excursiones. Uno de los días, el menos caluroso quizá, nos fuimos al Parque Natural de Cabárceno. A Diego y a mí nos gustó muchísimo pero no puedo decir lo mismo de Álvaro y, por supuesto, de Carlota quien se pasó todo el trayecto dormida. A Álvaro, incumpliendo todas las normas sobre tráfico, le pusimos delante, en el asiendo del copiloto, conmigo. La lió parda en el coche. Todo menos mirar por la ventana a los animales. Intentamos parar para verles a todos pero él no se quería bajar. Le encontró más diversión a ir delante. Nosotros le decíamos: ¡Mira las jirafas! A lo que él miraba con poco interés y contestaba: “Adiós Jirafas”. Y así con todos los animales. Al final optamos por bajar en turnos. Primero mi marido y después yo. En parte lo agradecí pues mi hijo no le teme a nada. De hecho, las pocas veces que le bajamos, sin miedo al animal de turno, intentaba colarse por la valla. 😦
También dimos paseos en barco, visitamos pueblitos ideales, montamos en trenecitos turísticos, paseamos por la elegancia de Santander y comimos estupendamente.

Han sido unas magníficas vacaciones. Eso sí, al igual que digo esto he de decir que han sido, sin duda, las más agotadoras hasta la fecha – y me temo que esto va en aumento -. Y es que viajar con dos niños, ambos pequeños – de 2 años (sin temor a nada) y 4 meses – ha sido toda una odisea. Aun así, hemos pateado tierras Cántabras de arriba a abajo. Y los peques, aun con sus “achaques”, han aguantado bastante bien. 
Así que, amigos, hemos disfrutado cantidad.
Y tras pasar 20 días fuera de casa, de vacaciones, con los dos peques y un súper paciente marido, decidimos que ya era hora de pasar un par de noches los dos solos – por aquello de celebrar los 4 años de casados a solas. Sin pañales que cambiar ni biberones que dar-. 
Llegamos un martes de Cantabria y el miércoles pusimos rumbo a la costa Valenciana. Esta vez solos. ¿4 horas de viaje sin tener que pasar la mayor parte del tiempo en la parte trasera del coche, intentando dormir a una y jugar “a lo que sea” con el otro? ¿4 horas de viaje sin escuchar Cantajuegos, de forma exageradamente rallada, y en un asiento comodísimo sólo para mí? ¡Un paseo! Mi espalda lo agradeció. 😉
Sin embargo, hay que ver cómo somos las madres. Me pasé esos 3 días pegada al móvil, preguntando constantemente cómo estaban mis hijos. Mirando, de forma reiteradamente cansina, los diferentes vídeos que me mandaban de Álvaro y Carlota con una sonrisa tonta que cualquiera que me viera pensaría que iba “fumada”. 😉
Parque que veíamos, parque que sabíamos íba a encantar a nuestro hijo mayor. 
Y en cuanto a lo de dormir, dejando a un lado que, gracias a Dios, mi hijos duermen los dos muy bien, me desperté más veces que nunca. Que si a las 3, que si a las 5, a las 7. Empiezo a llegar a la conclusión de que dormir, aun con hijos, duermo muchísimo mejor en casa que fuera de ella.
Eso sí, hemos comido y cenado tranquilamente. Disfrutado de varios baños en el mar mediterráneo y de alguna que otra copa después de la cena. Nos ha venido muy bien, sobretodo después del ajetreo de las vacaciones en el norte. Sin embargo hay que ver cómo se les echa de menos a los “jodíos” – perdonad la expresión -. 
La misma tarde que llegábamos de Cantabria, después de un viaje muy amenizado entre los lloros de una por estar muerta de sueño y los gritos de alegría del otro – por cualquier excusa -, le repetía a mi marido: “Valencia, Valencia, Valencia”, como diciendo: ¡¡¡necesito relax ya!!!. 
Al día siguiente, no habíamos salido de casa y, viendo mi cara tristona, me pregunta mi marido: “¿Qué te pasa?”. A lo que yo contesto: “Que no nos hemos ido y ya les echo cantidad de menos”. Evidentemente él se reía pues entre la Mercedes del día anterior y la del siguiente había mucho cambio. 😉
En fin, no sé si os habrá pasado a vosotros o no. El caso es que una vez te conviertes en madre ya no puedes pasar un día sin ellos a no ser que sea a costa de echarles cantidad de menos. 
Soy partidaria de seguir haciendo este tipo de escapadas cada vez que podamos pero de una cosa sí estoy segura y es que ya no se disfrutan tanto como cuando los peques no existían. 
En fin, ya estamos de vuelta!. Casi al 100%. Yo ya empecé a trabajar y el lunes próximo Álvaro empieza el cole.
Bendita, y ansiada, rutina. 😉

Anuncios

14 pensamientos en “Ser madre, engancha.

  1. Bienvenida!
    Cantabria es preciosa y en verano con una temperatura muy agradable.

    Si este año te ha parecido “duro” con los dos espérate al que viene con Carlota soltándose a andar o recién soltada y ya veras lo que es correr uno detrás del mayor y otro del pequeño jaja

    Las escapadas con la pareja vienen súper bien (una hemos hecho nosotros) pero es cierto que ya no podemos vivir sin ellos

  2. Bienvenida!!yo llegué de vacaciones agotada.Ellas se lo han pasado pipa ,pero su padre y yo….En fín,es lo que toca ahora.Además tienes razón,si alguna vez he dormido sin ellas,no he pegado ojo.Enganchan tanto….Que tal Carlota??muchos besos.

    • Enganchan mucho! 😉 Qué bien que ellas hayan disfrutado y seguro que vosotros, aun agotados, también ;-). Carlota mejor. Hoy hemos tenido pediatra y vamos a empezar, poco a poco, a bajarle la medicación y a cambiarle de leche a la normal. A ver qué tal. Ya os contaré. Mil gracias por preguntar!! Muchos besos a las niñas y a tí!!

    • Cuesta irse pero hay que seguir haciendo escapaditas!! Vienen súper bien! Nosotros el año que viene, por los 5 años, queremos repetir parte del viaje de novios. Aun no tenemos nada ni siquiera la logística de los peques pensada, pero lo haremos. Ahora solo toca empezar a ahorrar. 😉

  3. Bueno, aunque sea difícil pasar ni un día sin ellos creo que como persona y como pareja es necesario! yo no he tenido esa suerte aún ya que son lactantes todavía pero espero tenerla en breve. Es cierto que a los 5 min de estar sin ellos ya estoy preguntando y que nunca me he alejado más de 5 horas pero igualmente sé que es necesario y espero imponérmelo en cuánto ya no sean niños de pecho…
    y oye, cómo molaron vuestras vacaciones, no?? 😉

    • Jaja. Sí, nos lo pasamos muy bien! Totalmente de acuerdo contigo!! De hecho, el año que viene, que hacemos 5 añitos de casados, queremos irnos 2 semanas sin niños. No sé cómo lo haremos pero tengo claro, como tú, que para la persona y pareja es necesario tener momentos a solas. Pero ya te digo, no sé cómo lo haremos aun jaja. Muchos besos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s