Método para dormir a los más pequeños. 

  
  
Hoy os traigo un cuento, Best Seller por cierto, que dicen logra dormir a los más pequeños.

Se trata de “El conejito que quiere dormirse”. Parto de la opinión de que ningún método es infalible en cuanto al sueño de los bebés respecta pero no está de más informarse e, incluso, probarlo.

El sueño de los bebés es algo que preocupa mucho y mirad que han “inventado” métodos y más métodos. Ahora viene este de la mano del psicólogo sueco Carl – Johan Forssén Ehrlin. Un método que algunos consideran milagroso. Qué exageración, ¿verdad?.

Soy de la teoría de aplicar, en todo lo que a la maternidad respecta, sentido común y, sobretodo, lo que te dicte tu corazón. Además hay que tener en cuenta que, en esto del sueño, como en otras tantas cosas, cada hijo es diferente e igual que un método sirve para uno no así tanto para el otro.

Álvaro, por ejemplo, después del ritual baño-cena-Jesusito de mi vida y cuento, se queda en su cama solito canturreando hasta caer dormido. 

Carlota ya es otro cantar. Ella necesita quedarse dormida antes de verte desaparecer por la puerta. Y qué queréis que os diga, de momento así lo estamos haciendo. Lo bueno es que en 10 minutos ya ha caído pero no os niego si digo que me encantaría que fuera como Álvaro. También es cierto que tiene 9 meses, ya habrá tiempo de acudir a otros métodos alternativos. 😉

Aún con todo, antes de Navidades, oí hablar del cuento “El conejito que quiere dormirse” y leí testimonios varios en los que afirmaban que no sólo lograba dormir al niño sino que, a veces, también lo hacían los padres. Me sorprendió y decidí pedírselo a los Reyes. Si resultaba tan “mágico”, bienvenido fuera, y si no, ¿qué mal hay en ampliar la biblioteca de cuentos?. Ya adelanto que, como era de esperar, Álvaro poco caso le ha hecho y es que el primer día que empezamos a contárselo, a la segunda página, empezó a mostrar signos de aburrimiento. A él le van más los cuentos con más ilustraciones. Además, como se duerme solito, tampoco hay necesidad de aplicar ningún método con el. Aún así no descartamos utilizarlo en un futuro con la fiestera. De momento, ahí queda como elemento decorativo. 

El éxito de este cuento está, entre otras cosas, en su forma de contarlo y en los mensajes que se transmiten inconscientemente. Palabras como “bostezo”, “sueño” y “relajar” se repiten incesantemente. De igual forma, el que lo cuenta – padres, abuelos, etc – debe bostezar en reiteradas ocasiones – todas indicadas – delante del niño. ¡Así yo también me dormiría!. 😉

Sea como fuere lo cierto es que no me parece un mal método. Es más, de todos los que conozco, me parece uno de los más lógicos. No descarto acudir a él yo misma si una noche no puedo dormirme. 😉

Como mi experiencia con el cuento ha sido casi inexistente, recomiendo ver este vídeo explicativo a quien esté interesado. Todo sea por el efecto rebote que puede causar. Cuanto antes se duerman los peques, antes podremos descansar nosotros. 😉

Anuncios

8 pensamientos en “Método para dormir a los más pequeños. 

  1. Por lo que he leído el efecto del libro se produce por aburrimiento… Yo no soy partidaria de métodos para hacerles dormir, y mira que he llegado a estar desesperada, sobretodo con mi hijo mayor, que le ha costado casi cuatro años dormirse pronto y bien. Los cuentos me gusta que los disfruten, pero tampoco creo que pueda ser muy negativo leer un cuento aburrido, eso sí, si tan aburrido es, raro es que el niño quiera que se lo leas (como tu hijo, que seguro que no te lo pide más 😉 ). Si lo utilizas en un futuro con tu nena ya nos contarás qué tal. A lo mejor es el invento del siglo 😉

    • Jaja. No me lo ha vuelto a pedir. Mi hijo me pide más “El gato con botas” o “Caperucita Roja”. Todo cuento que tenga ilustraciones y pueda comentar a su aire ;-). De momento ahí lo tenemos, muerto de risa. Pero lo probaré más adelante con Carlota a ver si es efectivo ;-). Ya os contaré!! Besos!

  2. Por más que yo trato de leerle un cuento completo a mi pequeña siempre ella se enfoca en otra cosa antes de acabar. Je je je. Los únicos libros que lee junto a mi de portada a portada son los de ilustraciones grandes y con una sola palabra. Ejemplo: de animales, números, colores, etcétera. No creo que con este libro logre dormirla. Jajajaja.

  3. Pues a nosotros nos lo trajeron los Reyes… Y con L no me funciona. Se aburre pero no se duerme, y como se aburre se pone nerviosa. También se lo leímos a mi sobrino un par de veces y nada. A lo mejor son demasiado pequeños… Probaremos más adelante 😉

  4. En eso he tenido suerte:duermen muy bien desde muy bebés.La mayor ni mu en toda la noche.La pequeña es un poco más inquieta, y llama por la noche si quiere agua o tiene pesadillas, pero tampoco da mucho la lata.La peque te pide dormir:vamos a la cama y ahí se queda.No he seguido métodos,ni he hecho nada especial,Si acaso, acostarlas casi siempre a la misma hora,aunque ahora eso a veces nos lo saltamos.Besosss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s